Se abre la veda

El cuarto poder puede dejar de serlo

En los últimos días, la casta, y cuando hablo de casta me refiero a todos y cada uno de los políticos que pululan por España, se ha destapado definitivamente. La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados ha afirmado que la cadena de televisión La Sexta hace negocio con la erosión de nuestro sistema democrático. La reacción de distintos medios de comunicación, muchos de ellos del mismo grupo mediático al que pertenece esta cadena, han montado tremenda carajera, con razón, para defender a sus colegas. Es encomiable y comprensible tanto corporativismo. Por otra parte, desde el otro lado del arco parlamentario el vicepresidente del gobierno y esposa, dicho sin ánimo ofensivo, se han encargado de pedir enjuiciamiento y prisión para el director de OK Diario. Pocos han sido los que han salido en defensa de la libertad de expresión en este caso, probablemente por lo ácido que es este señor y lo poco amable que resulta para la prensa más escorada a la izquierda. Me importa muy poco si es La Sexta u OK Diario, me da igual a derecha o a izquierda, debe primar por encima de todo la libertad de opinión, exactamente la misma que para sí se arrogan muchos de los que se rasgan las vestiduras con otras noticias. El cuarto poder, la prensa, pierde fuelle y lo hace por periodistas sectarios que escriben (presuntamente) al dictado de intereses políticos. Cuando un periodista o comunicador saca la patita del banco existe un poder independiente, debería serlo, como es el judicial. Repito que, me parece mal lo de La Sexta y la portavoz pepera, pero también que el vicepresidente se decante claramente por meter en el talego a periodistas no afines… muy democrático no es.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.