domingo, agosto 7, 2022
InicioCANARIASCasa Fuerte, un lugar para conocer

Casa Fuerte, un lugar para conocer

Casa Fuerte, una visita indispensable en Adeje

Ubicada en el término municipal de Adeje fue declarada Bien de Interés Cultural en 1986, entre otras razones porque durante más de trescientos años fue el eje político, social y económico de la zona, siendo conocida más allá de nuestras fronteras.

La Casa Fuerte fue residencia durante cientos de años de la familia Ponte. En el siglo XVI, por una Real Cédula de 2 de mayo de la princesa doña Juana –hija de Carlos V– se recibe la autorización para construirla. Los motivos para la construcción de este palacio-fortaleza son las incursiones piráticas de los franceses e ingleses.

En el año 1556 se empieza su construcción por don Pedro de Ponte y se concede la alcaldía para él y sus herederos, sin más obligación que prestar pleito y homenaje a los Reyes de España. Transcurrido un siglo se le concede a don Juan Bautista de Ponte Fonte y Pagés el Señoría Jurisdiccional de Adeje, convirtiéndose de esta manera en el primer Señor y Marqués de Adeje.

Más de tres siglos duró el poderío económico y social de estar jurisdicción del régimen señorial de los Ponte en la comarca adejera. Según los datos históricos, el último miembro de esta familia que habitó en esta Casa-Fuerte fue el Marqués don Domingo José de Herrrera Ayala y Ponte, a partir de ese momento fue residencia del administrador de los marqueses de Belgida.

Una de las características principales de la Casa Fuerte es su Ingenio de azúcar y agua. Su construcción data de 1554 cuando Pedro de Ponte acuerda con Antonio de Blas, a la sazón constructor de ingenios, que construya uno en Adeje en noviembre de 1553.

Según las informaciones recabadas en la web del ayuntamiento de Adeje: “Constaba de varias dependencias, el molino, la casa del Ingenio y la casa de purgar. En el molino, se usaba primordialmente el agua como fuerza motriz, por lo que tanto la obtención y canalización del agua era indispensable para el funcionamiento del mismo. El agua actuaba sobre las paletas de una rueda de tea, y el movimiento se transmitía a un cilindro que trituraba la caña, soltando parte de su jugo, para pasar luego a la prensa donde era exprimida totalmente y reducida a bagazo. En el ingenio de Adeje había tres prensas”.

Los ingresos obtenidos gracias a la exportación que se hacía desde el puerto de La Caleta, hasta Amberes y Cádiz empezaron a mermar en la década de los ochenta. La competencia brasileña y los ataques piráticos, así como las cláusulas obligatorias del mayorazgo hicieron que se aumentara la producción de vino y cereales, aún, manteniendo la actividad azucarera.

Este fue el comienzo de una hermosa historia en el sur de Tenerife imposibles de resumir en un artículo. En próximas entregas seguiremos rescatando más información sobre la historia de este desconocido lugar para la gran mayoría de nuestra gente, puede consultar más información en el siguiente vínculo.

https://www.cafutenerife.com/esp

Está claro que es importante no olvidar, visitar la Casa Fuerte es mantener vivas nuestras tradiciones, costumbres y la memoria histórica de un lugar que dio riqueza y renombre internacional a nuestra isla.

Fuentes: Ayuntamiento de Adeje y Casa Fuerte.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Escasa devolución

Vaticano y Taiwan

Como puertas

Teotihuacán