Reyes y desiertos

Muy empeñados están en que miremos al golfo pérsico

No debemos descuidar la más próximo.

Este último tramo del año está que arde, debe ser por el empeño que tienen algunos en desviar nuestra atención al golfo pérsico, y no me refiero a una persona lo hago en referencia al territorio que está en la península arábiga, en el desierto arábigo.

El empeño que tienen republicanos, comunistas y algunos socialistas que son los que nos gobiernan ahora, podría estar enfocado a que no nos fijemos en el otro desierto que tenemos más próximo, en el del Sahara, allí se están produciendo hechos que nos perjudican seriamente.

La relación entre España y Marruecos no atraviesa precisamente por sus mejores momentos, entre la crisis migratoria, las declaraciones del segundo de a bordo del gobierno español, las pretensiones saharauis de conflicto bélico…aliñado todo con regalos millonarios al reino alauí…¡Vaya, vaya!

La crisis migratoria no se frenará sin la colaboración de Marruecos, en otras ocasiones alguno descolgaba el teléfono y hablaba con su “primo”; de inmediato se notaba el descenso en la llegada de pateras y cayucos.

La incontinencia verbal por su afán de protagonismo de un dirigente ha llevado a que la testosterona marroquí se dispare. Probablemente  es por ello que en la próxima reunión de “alto nivel” que se celebrará este mes, el “rey moro” no ha accedido a entrevistarse con nuestro guapo jefe.

La declaración de conflicto bélico del Frente Polisario en los territorios saharauis nos trae un nuevo y grave problema a Canarias; todavía está por ver qué consecuencias podrá tener en nuestro sector productivo más importante.

Según algunos medios de comunicación españoles, nuestro gobierno se ha gastado este último año unos nueve millones de euros en vehículos todoterreno para el reino moro con el consiguiente mosqueo por parte de los nuestros que llevan pidiendo mejoras en equipamiento.

Pero claro, mientras tanto nosotros estamos mirando pa’Cuenca.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.