No aprenden

Ocho Leyes educativas son demasiadas leyes

Si nos remontamos a 1970 de la España preconstitucional tenemos en nuestra historia un buen puñado de leyes educativas, la mayoría de ellas han pasado con más pena que gloria y el resultado en el alumnado es evidente.

La Ley General de Educación, Ley Orgánica del Estatuto de Centros Escolares, LODE, LOGSE, Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de Centros Docentes, Ley Orgánica de Educación, Ley Orgánica Mejora Calidad Educativa y ahora la LOMLOE.

Estos tipos que pululan por las cálidas moquetas de la Carrera de San Jerónimo son unos impresentables, políticamente hablando. ¿Cuándo demonios se van a poner de acuerdo para un consenso en una Ley Educativa?

Olvídense, antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un político español llegue a un consenso con la oposición. La doctrina les pierde, son absolutamente incapaces de mirar por el bien común, por el bien de nuestros alumnos.

No voy a entrar a discutir si estoy de acuerdo con unas cosas u otras, la Ley esta durará lo que tarde en estar este gobierno en el poder y eso…no está bien. Repito, la absoluta incapacidad de conseguir un consenso está destruyendo el sistema.

Mientras tanto, los más pudientes enviarán a sus hijos a estudiar fuera de España. Entre los más pudientes no están exclusivamente los hijos de los empresarios o burguesía; seguramente habrá algún hijo de los padres de la patria.

¿Acaso alguien piensa que cerrarán los mejores colegios…los más caros y que ofrecen garantías, fiabilidad y resultados? Ahora sí que habrá alumnos de primera y de segunda o incluso tercera.

Con una Ley de estas características se notará aún más la brecha entre muy ricos y pobres –la clase media se ha ido a tomar por el saco– y nos daremos cuenta cuando se valoren a los aspirantes a algo según por el lugar en que hayan sacado su titulación.

El melifluo presidente que nos ha tocado sufrir, ese varón tan ilustrado, piadoso y elocuente no ha logrado convencerme en ninguna de sus epístolas. Aunque la verdad sea dicha, creo que aún no se ha podido demostrar la veracidad de cierta Tesis Doctoral.

El contoneo y las poses propias del Chico Martini, sus vacaciones y la de sus amigos a costillas del Erario, sus catering de altura mientras va de concierto y sus dedazos son insulto a todos los que lo estamos pasando putas. Jamás nadie, con tan poco, había llegado tan alto.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.