Fallos de comunicación

Durante la crisis del Covid-19 ha habido más que nunca

Si hablamos de comunicación debemos tener en cuenta un principio fundamental; el emisor de un mensaje tiene como objeto llegar a un receptor, para ello existe un proceso denominado codificación y decodificación. La codificación consiste en convertir el mensaje del emisor en signos que puedan ser entendidos por el receptor. La decodificación es lo que hace el receptor con los signos que le llegan tratando de interpretar el mensaje enviado por el emisor.

Por lo que se aprecia, ni la codificación ni la decodificación han estado bien enfocadas salvo que, todo haya estado hecho a propósito. No quiero pensar que los mensajes enviados por la Administración hayan sido mal codificados voluntariamente.

Hay varios ejemplos claros de mensajes equívocos que hacen mella en el ánimo de la población. Si empezamos por las comparecencias diarias que se hacen desde La Moncloa, observamos que los responsables no son nada claros.

Al principio fue con lo de una gripe que sólo ocasionaría alguna molestia. De eso se pasó a algo de precaución hasta llegar a la declaración del Estado de Alarma. Luego vino el tema de las Mascarillas si, mascarillas no o tal vez. Guantes si, guantes no ahora bien si esto no lo otro sí. ¿De verdad alguien se está enterando de algo?

Entramos en Canarias en la Fase 1 para todas las islas y empiezan las incongruencias en lo que se puede hacer o no; pero eso no es lo peor, lo más lamentable es que no tienes donde encontrar información fiable de lo que puedes y no debes. Creo que me explico..

Puedes moverte por toda la isla, de acuerdo, pero para caminar y hacer deporte tienes el mismo horario que en la Fase 0. Si vas en coche todos tienen que ser de la unidad familiar e ir con mascarilla… ¿Entonces, en mi casa tengo que usar mascarilla, porque si la persona que va en mi coche convive conmigo…? Si para salir a caminar tengo horario y para ir en coche no… ¿Puedo ir en coche y luego caminar de 20 a 23 en el Puerto de la Cruz? ¿Y si hago algo de esto quién no me dice que llegará el “guindilla” de turno y me levanta los pies del suelo?

Supongo que alguien dirá, pues lee el BOE. Seguramente estará más claro que el ¡Aló, Presidente! Con su soniquete de la nueva normalidad, a mí que la normalidad me la dejen como estaba y se deje de discursos catastrofistas. Los discursos del presidente son un claro ejemplo de mala codificación. Repite mil y una vez la misma letanía y su retórica es insufrible.

Pero ahí no queda todo, menudos elementos los que tenemos como “leal” oposición. O estos no se han enterado de nada o ya me estoy volviendo loco. La derecha extrema –extrema derecha para los sectarios– debe tener sólo una neurona adherida a la masa cerebral con un pin de la bandera española. Ese mensaje que en ocasiones puede resultar interesante para algunos lo convierten en demagogia pura. Ocurre igual con el partido rojo desteñido a morado. Sus ministrillos han cometido graves errores de comunicación en sus ruedas de prensa y entrevistas. No saber lo que es un ERTE y partirse la caja ante el pueblo, el que no quiera que no abra, en referencia a la restauración o la última parida del ministro que menos trabaja –según sus propias palabras– “los universitarios tienen un problemilla”, se necesita ser insensible. Les recomiendo su entrevista en la cadena Ser sobre lo que piensa de sus universitariosubditos. Eso lo dice un ministro en tiempos del innombrable y tiene que traer los antidisturbios de Zaragoza a La Laguna.

Pero hay para todos, los populares tampoco se quedan atrás en los errores de codificación de sus mensajes y los socialistas tienen un serio “lastre” en el Congreso de los Diputados con su portavoza que te fulmina con la mirada. Rojos, azules, naranjas, verdes, tricolores, estalados, etc… ¿Se han dado cuenta de la que está cayendo?

En ocasiones me pongo con teorías de la conspiración y creo que en el fondo tanto dislate desde todos los lados es una estrategia y que todos están de acuerdo. Mientras tanto, los ciudadanos mirando desde sus “sofales” como se va el país a tomar por el saco. Como estoy terminando cada intervención y mientras me lo permitan: Miles de muertos nos contemplan y espero y deseo que, aunque con estos bueyes tendremos que seguir arando” no valdrán excusas, son muchas las preguntas que precisan respuesta.-Confucio.

Licenciado en Filosofía

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.