miércoles, enero 19, 2022
InicioLA OTRA MIRADALas pirámides de Kefren y Micerinos

Las pirámides de Kefren y Micerinos

Información importante sobre la Pirámide de Kefrén, (cortesía de Wikipedia)

Conclusiones:

¿Qué tenemos? Dos pasadizos y una cámara de resonancia en la que hay un “sarcófago”, este está encajado en el suelo; es decir en la roca, por lo que está bien claro que sería excitado por las vibraciones del suelo, que también puede ser material activo.

Da la impresión que a la “cámara funeraria” debería llegar algún conducto subterráneo procedente de alguna de las cavidades resonantes de las mastabas cercanas. O este era activado por la vibración del suelo que procedía de alguna cavidad resonante cercana.

Como no es así cabe pensar que esa parte está inacabada. Aunque quizá no lo necesite siendo esta una configuración diferente, y todo lo que necesite el sistema para “respirar” sean los dos conductos que lo comunican con el exterior.

Pero en todo caso, ¿para qué terminarla cuando se ha tapado el pasaje inferior descendente con el bloque de tres toneladas que en su día estudio Petrie? Es decir que esa máquina estaba casi terminada hasta el punto que podría funcionar y fue inutilizada al igual que la gran pirámide, taponando el principio del canal ascendente con esos tres bloques de granito de tres toneladas cada uno.

La configuración es distinta, por lo que es de suponer que la frecuencia resultante de la “cámara funeraria” que también pondría en vibración esa pirámide, pasaría a través de la enorme masa de roca de la pirámide la cual sería material activo, excitándolo para concentrar toda esa energía en el Piramidión y emitirla de alguna manera que podría estar muy relacionada con la gravedad.

La forma piramidal y el propio Piramidión muy bien podrían tener la función de que la emisión no sufriese ninguna dispersión, siendo de esta manera totalmente direccional. Algo que nuestra tecnología no ha resuelto con la emisión laser.

Lo que no deja de sorprender es que a “eso” la arqueología le siga llamando una tumba, teniendo en cuenta que no había ninguna momia.

Por todo lo visto es muy posible que a través de estas infraestructuras llamadas pirámides esa civilización humana que visito este planeta en una época lejana pretendía desplazarse de una forma instantánea desde su lugar de origen hasta este planeta y desde este planeta a su lugar de origen. ¿Y cuál podría ser su lugar de origen?

La correspondencia en una determinada era de las tres estrellas del cinturón de Orión con la vertical de las tres pirámides del valle de Giza, no solo nos están diciendo cuando se construyeron las pirámides: Sino de donde procedían los verdaderos constructores. Y cabe preguntarse ¿A qué constelación puede pertenecer nuestro Sol?

Esta civilización vino a este planeta a dejar su A. D, N., su civilización y su cultura. Dejo su

A, D, N, que somos nosotros, pero no tuvo tiempo de dejarnos todo su enorme saber, su tecnología y la conexión con ese aspecto religioso e inmortal de nuestra existencia, ya que las religiones también están incompletas por una circunstancia de extrema gravedad que ocurrió hace 12.500 años.

Información importante sobre la Pirámide de Micerinos, (cortesía de Wikipedia)

Conclusiones:

¿Son las Pirámides un vínculo con el “más allá”? Pero entendido como un lugar muy lejano que pertenece a esta vida, no a la otra, son acaso una especie de vehículo que funciona en los dos sentidos, que utilizarían los “dioses”, nuestros creadores, que nos crearon a su imagen y semejanza, para llegar hasta nosotros. ¿Sería por tanto de lo que hablan las religiones, pero distorsionado, puesto que están incompletas?

Debemos considerar también, dada la tecnología implicada que estos viajeros tal vez no desaparecían de su civilización para aparecer en este planeta. Sino que muy bien este viajero podía ser una copia del auténtico, una copia exacta, con todas sus vivencias. Es decir que esa persona podía estar viviendo al menos dos vidas al mismo tiempo.

Esto es lo que tenemos: Un sofisticado entramado de cámaras, que no están hechas para confundir a los posibles ladrones de tumbas, tal como aseguran los egiptólogos, más bien parece un sistema acústico formado por las distintas cámaras. En una de ellas se hallaba el “sarcófago” de basalto que se supone calcularon y tallaron con hachas de piedra los antiguos egipcios. También se pueden apreciar los tres rastrillos justo después de la primera cámara que hay en la entrada. Se trata sin duda de una tecnología que nos supera.

Los datos que se aportan resultan sin importancia, y con toda seguridad nada tienen que ver con esa increíble máquina, salvo las medidas exteriores, sin embargo, se sigue diciendo que “eso” es una tumba. En este caso la momia que se encontró pertenecía a Rhadopis, una cortesana que hacia el año 400 AC, se hizo enterrar en la pirámide.

Para saber cómo funcionaría “eso” haría falta la colaboración de un buen equipo multi-disciplinar, durante años. Básicamente tiene la configuración de un circuito electrónico asociado a cavidades acústicas y resonantes, asociado también a tecnología láser. No alcanzo a entender por qué no se estudia, pues se habla mucho de la ingeniería inversa por parte de la NASA, aplicada al estudio de los supuestos restos de platillos volantes. Pues bien, para todas y cada una de las distintas configuraciones de las más de cien pirámides de Egipto, tienen un apasionante reto tecnológico que no es de este mundo. Y la similitud con la gran pirámide esta clara; donde podemos ver el equivalente a la gran galería, desde donde sale un conducto que va a la única cámara de descarga así como otro conducto que va a la cámara del sarcófago cámara del rey y también podemos ver los tres rastrillos.

 

 

 

 

 

 

Artículo anterior2021, el año de la conspiración
Artículo siguienteFin de Año
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES