Santa Cruz de Tenerife. Hoy hacen 18 años

Tal día como hoy se produjeron lluvias torrenciales en la zona metropolitana

Hace 18 años una tormenta anclada sembró la tragedia en la zona metropoliatana.

El Domingo de Resurrección del año 2002 difícilmente podrá ser olvidado por la población de Santa Cruz de Tenerife. Ese domingo, después de mediodía la naturaleza se cebó de forma cruel sobre la zona metropolitana. Las lluvias torrenciales que durante la tarde de ese domingo cayeron provocaron ocho muertos y decenas de heridos. Mientras el resto de la isla gozaba de un tiempo primaveral; restaurantes, guachinches y terrazas festejaban el fin de las Semana Santa sobre la capital sufría una de las mayores tragedias de este nuevo siglo. Probablemente y gracias a ser un domingo, fin de vacaciones y un buen tiempo generalizado en toda la isla que provocó la salida hacia distintos puntos de la isla se evitó una tragedia mayor. Durante la tarde de ese domingo la imagen que desde otros municipios se tenía de Santa Cruz era trágica e increíble. Vehículos que iban en dirección a la capital parados en el arcén de las autopistas norte y sur. Ciudadanos ávidos de información que no llegaba. En suma, una situación ciertamente desconcertante y jamás vivida. En muchos hogares no había fluido eléctrico, las emisoras de radio no emitían, telefonía móvil sin servicio en fin, la tormenta perfecta. Varias semanas tardó la capital chicharrera y los barrios aledaños –Santa Cruz y La Laguna– de retomar el pulso normal de la vida. Las autoridades se pusieron las pilas y generaron una red interesante de comunicaciones para evitar que la población se quedara sin la información precisa. Hay que recordar que el 112 cayó, el motivo nunca estuvo muy claro, pero fue así. Pues bien, el ayuntamiento capitalino se gastó un dineral en poner en cada emisora de radio del municipio una emisora y un motor para que, llegado el caso, la red informativa se mantuviera activa y todas las emisoras pudieran seguir en línea. Todo eso se fue a tomar por el saco, el gobierno de Canarias presidido por el señorito del Sauzal se cargó con su ley de licencias de radio todas las emisoras locales. Al gobierno canario sólo le interesaban las emisoras godas que emitían musiquita coñona. Las criticas les hacían daño. Hoy hace 18 años de la tragedia, dentro de dos…por aquello del 20 se cumplirán dos décadas y seguimos igual o peor que antes. El único animal que “trompieza” dos veces en la misma piedra es el mago.-Confucio.

Licenciado en Filosofía

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.