Tenemos los políticos que nos merecemos

Ahora, más que nunca, los votantes deben ser conscientes de a quién ha puesto al frente

No valen excusas, lamentaciones, quejas o lamentos; si usted fue votante en las pasadas elecciones es responsable directo de los políticos que nos gobiernan. Si por el contrario se quedó en su casa viendo alguna de las televisiones subvencionadas por la castuza, ni tan siquiera tiene derecho a quejarse. Cuando se deposita un voto en una urna, el votante debe ser consciente de a quién va a poner al frente de su pueblo, provincia, comunidad autónoma o de la nación. El voto es más serio que un simple bocadillo de mortadela o de un paseo en guagua hasta el pueblo vecino a ver al líder de turno. En los tiempos que corren, los vecinos se han vuelto más comunicativos desde cada ventana; la incredulidad por el confinamiento dio paso al miedo y éste a la indignación. Los irresponsables que nos gobiernan ocupan horas y horas en los medios, sobre todo televisión, para explicarnos algo que no tiene excusa. ¿Qué estaba haciendo la castuza cuando todos los organismos internacionales les advertían de la que se nos venía encima? La respuesta ya la saben. ¿Qué están pensando cuando dicen que celadores, camilleros, personal de limpieza de material sanitario, policías, guardias civiles, militares… son personal de bajo riesgo de contagio? Quizás quieren decir que el foco infecto está en el Palacio de la Moncloa, de ahí han salido varios contagiados. ¿Por qué usted, el vecino y yo mismo he de quedarme en mi casa si el vicepresidente se pasa por el forro la cuarentena que no el confinamiento? Pasarán las semanas, meses… y la fragilidad de memoria del pueblo español volverá a salir a relucir cuando sean convocados a elecciones y prefieran ir a la playa o votar por el político que le diga la mentira más creíble avalada por los voceros subvencionados de las televisiones públicas o privadas, a fin de cuentas son la misma excrecencia.-Confucio.

Licenciado en Filosofía

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.