miércoles, enero 19, 2022

Redes Asesinas

Las Redes Sociales se han convertido en el asesino silencioso

En este mes de diciembre de 2021 nos ha dejado abruptamente una conocida actriz española; tras la primera impresión producida por cómo se produjo su viaje eterno nos hemos ido enterando del brutal y presunto acoso que recibió en las Redes Sociales, ese pozo negro donde todos se creen muy simpáticos, ingeniosos y mordaces.

Las Redes Asesinas, las redes sociales, han vuelto a ser noticia por su presunta responsabilidad en el acoso y derribo de personas públicas o anónimas. Desde la más absoluta impunidad se pueden verter todo tipo de acusaciones, insultos, menosprecios, incitaciones al odio, homofobia, nazismo, racismo… dentro de unos años nos echaremos mano a los pelos –si nos quedan– sobre tanta barbarie que se ha escondido tras un teclado.

El supuesto anonimato que da darse de alta en una de estas plataformas da a los usuarios una sensación de seguridad para poder dinamitar todo lo que no le guste. No hay argumentos, sólo descalificaciones desde las más sofisticadas y argumentadas hasta las más soeces y vomitivas.

Algo similar ocurre en los comentarios de los periódicos en Internet. Recuerdo cuando para publicar en las Cartas al Director de algún periódico era condición indispensable identificarse con su carné de identidad, podías firmar con seudónimo, pero el medio sabía quién estaba detrás. Algo similar a lo que, hago yo que por razones que no vienen al caso, firmo bajo un nombre con el que me identifico plenamente. Los medios también deben procurar controlar este tipo de reacciones descontroladas.

Las Redes Sociales han provocado, una vez más y según todos los indicios, que una persona haya terminado con su vida, el hecho de que sea alguien conocido no debe hacernos olvidar que son decenas de miles los que pululan por esos lugares y la peor pandemia que estamos sufriendo es la silenciosa, la que está provocando serios problemas en la salud mental. Deberíamos de preguntarnos: ¿Merece la pena hacer daño? ¿Tanto placer da? Confucio.

Artículo anteriorAdopta un jubilado
Artículo siguienteDesalmado xenófobo
RELATED ARTICLES

2 Comentarios

  1. Todos los que publican temas inadecuados y comentarios fuera de lugar son responsables en mayor o menor medida. La reflexión que hace es cierta ¿Vale la pena? ¿Se puede ser más cobarde? Da igual que des el nombre o apellidos, hay cosas que demuestran la catadura moral de algunos.

  2. La verdad es que tanto las redes sociales como los comentarios y los foros de internet se han convertido en un estercolero. La gente confunde la libertad de expresión con el respeto a las personas e instituciones, queda muy guay ir de progresista y hacer gracietas como el rufián del congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES