viernes, junio 25, 2021
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOQuién la tiene más larga

Quién la tiene más larga

¡Spain is different! El eslogan que un ministro franquista puso de moda

Un ministro franquista de turismo pensó en una novedosa promoción turística para relanzar el turismo español en la década de los setenta. La frase, inicialmente se ideó para desterrar la idea de nuestra nación como un país aislado y de costumbres bárbaras.

Con el paso del tiempo ese ¡España es diferente! Se emplea para justificar cualquier barrabasada que se haga. Si unos independentistas dan un golpe de Estado, el informe PISA es desfavorable, los sanitarios van con bolsas de basura como EPIS o nos pasamos por el forro todas las normas… salimos con el dichoso latiguillo de la diferencia.

Pero en lo que verdaderamente si somos diferentes es en mirar quién la tiene más larga, me refiero a la nariz de Pinocho. No hay báscula en este mundo capaz de medir las inexactitudes que en el mundo de la política se producen, y todavía más difícil es encontrar a adoctrinados (de derechas o de izquierdas, republicanos o monárquicos) que sean capaces de separar el grano de la paja.

Es sorprendente escuchar o leer los ataques que desde uno u otro bando se producen. Vamos a ver quién tiene más larga la nariz de la mentira y también, como decía, quién es el mayor sectario capaz de defender las mentiras de sus líderes políticos.

Si hablamos de la diestra ya sabemos lo que hay. Múltiples casos de corrupción, presunta en unos casos y demostrada en otros. Si por el contrario volteamos hacia la siniestra y ponemos en la susodicha balanza la sorpresa es morrocotuda, tampoco salen airosos.

¿De qué hablan esos que comentan con nombres y apellidos sobre presuntas ilegalidades? ¿Por qué no miran a los suyos? A esos que también han falseado tesis o que han robado a manos llenas en alguna autonomía. También podrían dejar las rosas y gaviotas quietas y mirar los circulitos morados que algunas señorías van dejando a su paso.

Mirar sólo la mierda de un partido político ignorando la que sus líderes y lideresas tienen bajo sus alfombras es de persona poco lista, nada inteligente y muy sectaria. Ya dije en su momento unas palabras que aparecen en La Biblia: “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Opinadores rojos, azules, verdes, naranjas o morados no son más que enmerdadores de lectores, oyentes y televidentes.

Ya decía Plinio el Viejo en su tratado de Historia Natural escrito allá por el siglo I. “Zapatero a tus zapatos”. Opinar o juzgar sobre algo que no se entiende o intentar hacerlo desde un punto de vista subjetivo no es precisamente de persona inteligente.

Pocos son los que opinan y juzgan desde un punto de vista objetivo y sencillamente se califican a sí mismos con sus sesgadas opiniones, probablemente también yo.–Confucio.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Charlatanes Científicos

Mal empezamos

Cruz Roja en 2020

El colchón