martes, julio 5, 2022
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOQué suerte vivir aquí

Qué suerte vivir aquí

Con que poco nos conformamos

Una popular compañía cervecera de Canarias puso de moda hace algunos años el eslogan “Qué suerte vivir aquí”, muchos isleños de las que antaño eran siete islas se identifican con este latiguillo publicitario y siempre están ensalzando las mil y una maravillas que tiene este supuesto paraíso. Que quede claro antes de seguir: No soy ni peninsular, ni godo, ni de allende los mares… he sido criado y ensolerado en estas rocas atlánticas.

La idiosincrasia del isleño es peculiar, en demasiadas ocasiones se cree que es el ombligo del mundo, es desconfiado y sin embargo conformista. Un poco de mortadela, una parranda, un baile de magos y por supuesto, los mejores carnavales del universo mundial les hace sentirse plenamente satisfechos. Entre canticos de “Guo mamá, mamamá…bandera tricolor, con siete estrellas verdes…” se emocionan mientras los más listos le meten la mano en el bolsillo.

La verdad es que es una suerte vivir aquí. Si necesitas salir de tu isla las compañías aéreas de la metrópoli te dan un palo al bolsillo. Cuando quieres algo por Internet que se sale de lo normal te aplican del DUA… ¡ojo! Eso cuando no te sale “no hacemos envíos a Canarias”. Cualquier producto que se salga de lo habitual tendrá usted que buscar envíos a las islas y sentarse a esperar, a ver si llega.

Si hablamos de infraestructuras ya nos podemos echar a temblar. Las islas capitalinas, sobre todo Tenerife, sufre desde hace décadas la desidia de los señores de la poltrona. Si usted trabaja en la rimbombante zona metropolitana, pero vive en el Norte debe prepararse para levantarse a las cinco de la mañana para llegar a su puesto de trabajo a las ocho. Las retenciones de la TF-5 son conocidas en el mundo entero…Qué suerte vivir aquí, tres horas para treinta kilómetros.

La TF-1 tampoco se queda corta, como alguien se pare a mear en el arcén el atasco es brutal. Seguramente será que el isleño quiere comprobar quien se hartó de esa maravillosa cerveza la noche anterior. La carretera de la Esperanza a su paso por el Padre Anchieta no es apto para nerviosos. La TF-2 entre Santa María del Mar y Las Chumberas… pa’ qué decir. La TF-13 es un fonil en varios puntos y a su paso por La Laguna extremadamente peligrosa. Una puñetera vergüenza. Pero claro, llega el fin de semana y la fiesta, la romería, los vasitos de vino embutidos en el pantalón negro y camisa blanca con un ceñidor rojo amarrado y todos contentos.

Aquí no se dan de “tortas” por la falta de oportunidades, el paro, la carestía… aquí somos muy suertudos, nos machacamos por conseguir una mesita para el baile de magos o una entrada para el concurso de murgas. No nos preocupa que los jóvenes tengan que buscarse la vida fuera de esta jaula de oro que no deja de ser prisión. Sorprende el silencio de la gente que se comportan como súbditos y son incapaces de discrepar, por si luego les conocen cuando vayan a pedir algún favor.

Los políticos son listos y saben lo que les gusta a los isleños. Ellos saben que, aunque ladren no morderán y cuando se reúnan en alguna asociación les rendirán pleitesía en sus visitas. El isleño es incapaz de plantar cara al señorito de turno.

¡Qué suerte vivir aquí! Seguramente es lo mismo que piensa un pájaro cantor que pasa toda su vida en una casa comiendo lo que le echen.–Confucio.

Artículo anteriorReflexiones de un aviador
Artículo siguienteAgujas de calcetar
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. Estoy bastante de acuerdo con este artículo, es más podría decir que al 100% pero faltan muchos tópicos y falsedades que se hablan de nuestra tierra. Lo triste es que nadie es capaza de alzar la voz para quejarse, nos tienen bastante callados.

  2. Los canarios con la milonga del mestizaje se dejan colonizar por todo lo que llegue de fuera. Un godo mantiene su acento, un canario en la península copia al godo. El regueton, los tatuajes, el comportamiento changa…No es de aquí, todo copiado de fuera. Tenemos menos personalidad que un besugo en una pecera.

  3. Por primera vez estoy totalmente de acuerdo con los argumentos que en su artículo esgrime el Sr. Confucio sobre la conducta e idiosincrasia del canario en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES