martes, julio 5, 2022
InicioAVIACIÓNReflexiones de un aviador

Reflexiones de un aviador

La vida transcurre tan rápida que sin darnos cuenta llegamos a la vejez con la esperanza de dejar una huella o leyenda en este mundo. Al anochecer uno mira al cielo cargado de estrellas y recuerdos. Ojalá podamos irnos de él con los retratos más bellos que casi todos tenemos de la vida.

Algunos recordamos con una sonrisa esos momentos bellos que hemos vivido mirando en la oscuridad insondable de la noche repitiendo ¡Yo confío en ti! Esperando que un ser superior nos escuche. Porque nos empezamos a dar cuenta que la vida está llena de vanidad y anhelo de viento.

Aquellos que hoy lloran por las vicisitudes de sus vidas. Levántense todas las mañanas, convencidos de que los dioses cambiaran sus lágrimas por sonrisas, por momentos de felicidad, nada dura por siempre levantaos cuatrocientas veces si caéis al suelo aunque vuestra cabeza sangre de las caídas.

Levantaos erguidos esperando, lo mejor que está dentro de vosotros porque sois grandes no importa lo pequeña que os parezca, es vuestra vida. Y recordad cuando llegue el fin de esta vida y os echen en la caja de los muertos ignorad el llanto de los vivos.

A MIS PADRES

Os voy a ver y ya no os veo solo puedo quitar el brezo y la yerba. Pero un sentimiento muy profundo os encuentra. Y algo superior me dice que estáis ahí y me escucháis cuanto os necesito. He dedicado mi vida a la aviación y sin darme cuenta os habéis ido.

Siempre os sentisteis orgullosos de lo que he hecho con mi vida. Sin embargo, me fallan las fuerzas… cuanto os necesito. En la vida cuando caes al suelo, la gente se aparta, quizás por miedo o indiferencia. ¡Cuánto os necesito! Me he propuesto dedicar toda mi vida a la aviación porque creo que la aviación es vida.

Me enseñasteis a luchar, pero que difícil es hacerlo solo. Aunque tal vez no estoy solo y vosotros a pesar de todo seguís estando conmigo y vivís estos momentos tan difíciles más cerca que nunca de mí. De cualquier forma, cuanto os hecho a faltar y os necesito. Me gustaría que parte de esa vida que tiene la aviación esté también con vosotros.

Tomás Cano Pascual

Asesor de líneas aéreas

Delegado para Europa de Air Panama

Fundador de Air Europa

Artículo anteriorClientes presos
Artículo siguienteQué suerte vivir aquí
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES