martes, agosto 16, 2022

Laminar

Un profundo escalofrío me ha hecho estremecer al enterarme por la prensa de unos requisados audios entre Cospedal y Villarejo, y donde éste afirma que: “Al cabrón del cabrón habría que laminarle”. De lo que se deduce, además, que la famosa libretita de Bárcenas sería objeto de recuperación a cualquier precio en favor de los muchos supuestos implicados en la popular y conocida trama de los sobres; ¿Incluso con la vida?

El eufemismo empleado por el inspector en la sombra viene a tener el mismo significado que eliminarle, aunque, a mi juicio, tal eufemismo resulta mucho más inquietante si cabe por su carácter cortante en lonchas de mayor o menor grosor según la gravedad que le atribuyan al caso.

La señora Cospedal parece carecer de escrúpulos siempre y cuando se consiga recuperar la libretita que tantos disgustos hubiera podido acarrearle a ella misma como también al señor Rajoy, del que como todos nosotros sabemos no se le ha podido encontrar nunca culpable de lo que en su día Bárcenas habría sentado en la contabilidad paralela del PP bajo el nombre de M. Rajoy.

A tenor de lo escuchado en tales audios, muchos se preguntan ahora el por qué de tantos suicidios en el seno del PP durante los años posteriores al descubrimiento de la contabilidad paralela que llevaba a cabo Bárcenas y por culpa de la cual casi pierde la vida a manos de un falso sacerdote que, pistola en mano, lograría ser invitado a  pasar al domicilio familiar del mentado contable y ser reducido posteriormente por el hijo de la víctima.

¿El objetivo primigenio de tal fenómeno fue solamente el de tratar de liquidar, eliminar o, tal vez, laminar al señor Bárcenas?  Sea como fuere, lo cierto es que a partir de aquellos extraños episodios contables algunos miembros del Partido Popular encontrarían la muerte misteriosamente sin que en un riguroso levantamiento de los cadáveres hubieran hallado muestras claras de violencia. Recuerdo el caso concreto y siniestro, entre otros, del señor Blesa, por ejemplo

¿Se trataría el vocablo laminar de un eufemismo empleado en el argot del señor Villarejo por el cual se denomina de tal modo a la manera de poder liquidar a cualquiera sin dejar rastro de haber sido perpetrado el asesinato? ¡Quién sabe!

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorMangante
Artículo siguienteDon Juan Carlos
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Peñarroya-Pueblonuevo, encargado de la causa abierta por la muerte del Blesa, confirmó que «se ha tratado de una muerte por autolesión por arma de fuego», según informó en su momento el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Me parecen muy arriesgados sus dos últimos párrafos, deslizar esas afirmaciones solamente porque lo que digan los medios contrarios al PP. Podría ser? Los tribunales dicen otra cosa.

  2. Resulta bastante difícil comprender hasta donde alcanza el vocablo «laminar» empleado por el Comisario Villarejo. Por ello me pregunto ¿Cuántos políticos habrán sido «laminados» siguiendo los métodos de Villarejo?
    Además, con la connivencia absoluta de la señora Cospedal. quien fuera en su día alto cargo del PP.
    Los medios contrarios al PP son mucho más benevolentes que gente como Inda, Marhuenda, Mejide, Ferreras y tantos otros. Eso me consuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El Falcon

Camino de Candelaria

Rejuvenecido