martes, julio 5, 2022

Mangante

La cortesía parlamentaria y la corrección dan pasado al lenguaje tabernario

Insultar también es agresividad y agresión. Sus señorías –con minúsculas– deberían ir a un curso rápido de protocolo, cortesía y buenas maneras. En las últimas intervenciones en la Sede de la Soberanía Nacional, hemos tenido que soportar el lenguaje más vulgar y una falta de consideración impropia a la dignidad que representan los padres putativos de la Patria.

Según la Real Academia de la Lengua española, la expresión “mangante” es un adjetivo coloquial que se usa para el que hurta; también coloquialmente sinvergüenza, persona despreciable sin oficio ni beneficio.  El orador del Congreso se refería a “gobiernos mangantes”. Entiendo que los ha habido… desde Andalucía a Valencia, desde Cataluña a Madrid.

Algunos han sido condenados y otros están pendientes de recursos. La mejor defensa no es siempre un ataque, sobre todo si tenemos en cuenta que los ataques a nuestro gobierno –con minúsculas– le llueven incluso desde sus propios socios, socias y socies. Resulta sorprendente observar cómo la mayoría de las siglas que nos representan han sido salpicadas por algún turbio asunto que, en ocasiones, termina ante los jueces.

En cada Sesión de Control al gobierno, los ciudadanos nos enfrentamos a un intercambio de discursos que se parecen más a algún programa televisivo que a la altura intelectual que se les supone. Todos tenemos la boca por debajo de la nariz… pero llamar piolines a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ¿Para qué es? Quizás quiere satisfacer a algún rufián camuflado entre los socios o también arrancar la sonrisa a algún pro etarra. ¡Será eso…!

Los altavoces mediáticos engrasados están levantando polvareda para esconder ese culito al aire con el que se han quedado. Se olvidan que ese individuo dedicado a airear grabaciones, también lo ha hecho de altas instancias del Estado y que salpican prácticamente a todos. Ser “zorro” (humano) tiene muchas ventajas y una de ellas es tener una baraja para jugar –con las cartas marcadas– en la partida que interese.

Resulta agotador que cada día salte una polémica sin sentido; una para cada gusto político o artístico…simplemente dependerá de lo que usted quiera leer.–Confucio.

Artículo anteriorImportante para los usuarios de Zoom
Artículo siguienteLaminar
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Buenos días,

    Estoy de acuerdo con usted, echo en falta aquellos debates que veíamos por televisión. Seguro que si cuando murió Franco hubieran estado estos la historia habría sido diferente y seguro que no precisamente mejor. El sentido de estado lo tienen donde la espalda pierde su casto nombre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES