miércoles, diciembre 1, 2021
InicioEL CALEIDOSCOPIOCirco político

Circo político

Cuanta gracia me hacen los entuertos que cierta clase política del país emplea tratando de hacernos olvidar  la desesperante situación económica por la que muchos atraviesan y la cantidad de fallecidos que cada día provoca la imperdonable Covid-19. Es para morirse de risa, -¡Dios no lo quiera!- pero prefiero morir de eso que no del malicioso virus que todavía se empeña en no abandonarnos, mutando a su antojo en cualquier parte del planeta para evitar que no logremos seguirle la pista para su extinción definitiva. Mientras tanto, aquí en España se suceden los acontecimientos como si nada tan grave estuviera sucediendo a nuestro alrededor.

Al parecer, Televisión Española tuvo hace unos días la gran osadía, -de la que hicieron responsable a un guionista de la cadena-, de ofrecer un titular  poco afortunado para muchos y del que sin embargo la derecha española se rasgaba las vestiduras por considerarla una gravísima ofensa a la frágil figura de la princesa Leonor. La frase decía lo siguiente: “La princesa Leonor se va de España, como su abuelo” ¿Acaso el rey emérito no decidió abandonar España sin oposición alguna hace ya un tiempo para instalarse eventualmente en cualquier otra parte? Pues parece ser que esa derecha reaccionaria considera ahora que la frase en cuestión encierra unas determinadas connotaciones que con respecto del comportamiento de don Juan Carlos negaba sólo hace unos meses. Si esa comparación hecha por el guionista es considerada motivo de ofensa, se ha de admitir entonces que el monarca habría abandonado el país por lo que muchos republicanos ya suponían entonces; para librarse de la acción de la justicia española en relación con su supuesta fortuna en el extranjero. Así es que los propios monárquicos se han tirado agua encima y eso es lo que, precisamente, encuentro tan divertido en un político: que de alguna manera siempre es esclavo de lo que pretende ocultar.

De manera que como ejemplo de político ocurrente se me ocurre citar lo que podríamos llamar y que tan de actualidad está en estos tiempos: Fake News.

“El director del Gran Circo sale a la pista central para anunciar como fin del espectáculo su gran número estrella. Señoras, señores y niños: mientras una de nuestras señoritas permanece sentada entre los espectadores del graderío con un terrón de azúcar en la boca, uno de nuestros más fieros leones comenzará a subir los escalones y arrebatarle de entre sus rojos labios el diminuto terroncito de azúcar para regresar de nuevo a su jaula.

En cuanto la jaula se abrió y asomó el león, el pánico cundió entre el público. Los padres con sus hijos se precipitaban bajo el graderío, las mujeres abandonaban gritando despavoridas aquel sector mientras el león subía impasible y lentamente en dirección a la joven del terrón de azúcar. Llegó hasta ella y ante la sorpresa del aterrorizado público que no cesaba de gritar, le arrebató parsimoniosamente el frágil terroncito de azúcar para luego dirigirse perezoso de nuevo al interior de su jaula ante el estupor de los presentes.

¡Fraude, fraude! gritaba desde la parta más alta del graderío un caballero con aspecto de político de vacaciones. Y a la pregunta del director del circo sobre el motivo de su queja, aquel hombre, del que se decía que podía haber sido Pablo Casado, contestó: “Eso lo hago yo mucho mejor que el león”

Así nos va.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorEducación inglesa
Artículo siguientePecado original
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES