domingo, septiembre 25, 2022
InicioCULTURAParábola Zen

Parábola Zen

La perfecta parábola Zen que exige una reflexión

La perfecta parábola Zen que exige una reflexión.

Dos monjes uno joven y el otro mucho mayor, partieron caminando hasta un lejano templo del Buda. Llegaron a un arroyó. En el momento mismo que estaban recogiendo las túnicas para entrar en el agua, apareció una bella joven y les rogó que la ayudasen a cruzar.

Atento a su voto que les prohibía el contacto con las mujeres, el monje joven rehusó. Pero el más viejo se la echo a la espalda y con evidente placer la cruzó a la otra orilla. Ella se lo agradeció y partió.

Los dos monjes continuaron su viaje, pero el más joven estaba de muy mal humor. Finalmente, ya no pudo contenerse más. Quiso saber por qué, desafiando todas las normas, su compañero había cargado a la joven sobre la espalda.

El viejo replicó: Pero mi querido hermano ¿Cuál es la diferencia entre nosotros? Tú la llevas contigo desde el momento mismo en que nos alejamos del rio.

Tomás Cano Pascual

Asesor de líneas aéreas

Delegado para Europa de Air Panama

Fundador de Air Europa

Artículo anteriorDescontrol total
Artículo siguienteFin del verano
RELATED ARTICLES

Sueños rotos

Abierta al mundo

La Cueva de Mora Luna

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Alerta roja, hambruna en África

Sueños rotos

Fachas pobres

Indulgencia