Rescate ya y elecciones en enero

En los cenáculos de Madrid ya se habla abiertamente del asunto

Con un 5,2% de descenso del PIB y más de un 9% previsto para este final de mayo, y un 19% estimado de paro, estamos ante la mayor crisis económica desde la guerra civil. No hay quien lo resista, Europa tampoco. El Gobierno de España ya reconoce el descalabro, que en la Unión creen que será todavía peor. Y habrá rescate. No nos escapa del rescate ni el médico chino. Se dan absolutamente todas las condiciones económicas y una nefasta alianza política que ya no la resisten ni siquiera los vascos, que le han dado la espalda a Sánchez, y una parte de los sediciosos catalanes. Sería curioso que se salvara de la quema (tarea imposible) gracias al PP y a Ciudadanos. Sánchez ha demostrado su incapacidad para gobernar, que es algo que todo el mundo sabía, menos sus despistados votantes, a los que sólo parecen interesarles los subsidios que Podemos no podrá sacarse de la manga. Europa, los hombres de negro, será quien se tumbe al Gobierno de Sánchez, como se tumbó al de Tsypras en Grecia. Está escrito y en los cenáculos de Madrid ya se habla de un rescate inmediato –un PIB no puede caer 9 puntos sin un cambio de timón adecuado–y de elecciones para el mes de enero, como muy tarde. Es curioso: los inútiles de Zapatero y de Sánchez van a  acabar por el estilo, aunque el primero me da que tiene crudo crudísimo su futuro, porque podría entrar en una lista de personas en busca y captura por los Estados Unidos, debido a sus devaneos con el chavismo. Cuidado, Zapatero, que estás en el punto de mira y tienen todos los datos, lo mismo que tienen los de Errejón, los de Monedero y los de Pablo Iglesias, que fue el capo del asunto. USA los tiene a todos en el eje del mal, como diría el bueno de Bush hijo. Bien, pues en Madrid ya no se habla de otra cosa sino de rescate; y el coronavirus, aquella manifestación feminista y los 25.000 muertos han costado a España 25.000 millones de euros y un rescate, que llegará inmediatamente. Ya no vale esquilmar a los ricos, como ellos los llaman –los ricos son ellos– y a la ya casi inexistente clase media. Los ricos hace tiempo que han huido– ellos lo harán también– y a la clase media ya se la cargaron Rajoy y Montoro para salvar el país del rescate anterior. A ver qué dirá la gente cuando les recorten las pensiones y a ver qué dirá el medio millón de enchufados de este país cuando los echen a la puta calle porque la Unión no los admite. Y más cosas que iremos contando.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.