Tercera ola

No podemos permitir una tercera oleada de Coronavirus

Ojalá que las nuevas medidas empiecen a dar resultados en breve.

Pocos son los políticos que se atreven a concienciar a la población sobre la necesidad imperiosa de limitar los encuentros navideños, ninguno quiere adoptar el rol del odioso Grinch, ese personaje que se propuso robar la Navidad.

La Navidad 2020 ha sido robada por el odioso duende de ficción y de ello deberíamos mentalizarnos todos; sí de verdad queremos a nuestros familiares no debemos propiciar contagios que pueden resultar letales.

Está confirmado que el mejor método para evitar la propagación descontrolada es la reducción de nuestra vida social y familiar. Es lógico que a todos nos resulte una medida extrema pero la política del avestruz no sirve ahora.

Los científicos más reputados y no me refiero a los que aplauden cualquier medida gubernamental, están advirtiendo para enero de 2021 de una tercera ola que podría ser mucho más letal que las dos anteriores.

De todos dependerá que la Navidad de este año sea la más dolorosa o la más exitosa. Dolorosa por las muertes que podríamos generar o exitosa por habernos convencido que, aunque sea una vez en la vida, hay cosas más importantes que cumplir con los tópicos.

Siempre nos gustó de pequeños despertarnos y encontrar nuestros zapatos lustrosos con regalos, alegrémonos que podamos calzar esos zapatos durante muchos años…gracias a haber sido responsables.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.