Nostálgicos

Lo mismo me da que sea de izquierdas o derechas

Estamos rodeados de nostálgicos de tiempos pasados.

Resultan cansinos personas y colectivos que se empeñan en ensalzar la España preconstitucional, lo mismo me da que sean de izquierdas o de derechas puesto que son igual de intransigentes e inconstitucionales. Tan preconstitucional es la bandera de la gallina como la de la banda morada.

Ambas ideologías se masacraron en la década de los treinta del pasado siglo, pretender por un lado u otro estar en posesión de la verdad es simplemente de ignorantes. El desconocimiento de la historia real ocasiona que haya personas obcecadas en defender lo indefendible.

Los nostálgicos de izquierdas vociferan “¡Viva la república!” los fascistas “¡Con Franco vivíamos mejor!”, yo diría que igual de sectarios son. Se olvidan ambos bandos que, ninguno fue una “hermanita de la caridad”.

¿A quién pretenden engañar? Propongo a los reacios a reconocer la verdad histórica que se documenten. No lo hagan en la prensa sectaria y subvencionada por uno u otro bando. Vayan a documentación ajena a nuestro país, se sorprenderán.

No se puede ser tan tornillo en pensar que la república era la panacea y que Pancho Pantanos fue el salvador. Si tienen los conocimientos suficientes en historia lean y documéntense en fuentes fiables, repito: Ningún bando merece reconocimiento, ambos fueron sanguinarios.

Repito una frase del inefable Groucho: “Nos comportamos como caballeros o como lo que somos”. Igual de vomitivo y deleznable resulta gritar en favor de un bando u otro. Es una perversión defender los muertos de un bando en detrimento de los de otro.

La Monarquía Parlamentaria nos ha dado la posibilidad de expresarnos en absoluta libertad, algunos –demasiados– han olvidado que en 1975 era imposible disponer de un medio de comunicación para expresarse. Con sus defectos –demasiados–  y sus virtudes, podemos hasta meternos con el Jefe del Estado.

Hay países muy próximos a nosotros en los que se cierran medios de comunicación por hablar en libertad. Hay regímenes que según se dice, sustentan a partidos que no son un modelo a seguir. Resulta incomprensible.

Es incomprensible que haya individuos e individuas que defiendan a esos líderes absolutistas que lo único que buscan es silenciar a la prensa libre. Para el que sea incapaz de entender qué es prensa libre: Prensa libre es la que habla de lo que la ley permite. Pretender estar por encima de la Ley es sencillamente de locos.

Partidos políticos que pretenden hacer un corsé para la prensa no pueden ser admitidos por el pueblo, aunque la verdad sea dicha, los políticos ya se han ocupado de conseguir que el populacho sea lo suficientemente ignorante para aplaudir con las orejas sus ocurrencias.

Lo más triste es que haya personas presuntamente inteligentes que aplaudan con cualquier parte movible de su cuerpo las ignorancias y ocurrencias de indocumentados culturalmente.-Confucio.