Dudas existenciales

Cada día me hago preguntas de las que no encuentro respuestas

Probablemente los seres superiores que pululan por el universo se harían preguntas sobre: ¿Qué fue significativo el día de ayer? ¿Cómo es el nivel de satisfacción de mi presente? ¿Con qué actitud decido vivir? ¿Debo mirarme el ombligo?

Yo no soy un ser superior…no presumo de Licenciaturas, de Tesis Doctorales, de carreras periodísticas… ni tan siquiera de apellidos, no vaya a ser que los alumnos de cierto instituto la tomen con mi humilde “pichirilo”(1).

Cada día me hago preguntas que no encuentran una respuesta razonable. No entiendo a la clase política, periodística e incluso no puedo llegar a comprender ciertas justificaciones sobre la situación que vive España.

No puedo entender la obsesión que tiene la progresía en machacar todo lo que no les gusta; ellos, los progres, presumen de tolerancia y equidistancia pero cada vez que abren el pico, les sucede como al gallo Kirico(2).

Equidistancia, tolerancia, respeto, talante… que jamás emplean con las personas que no piensan igual que ellos. Cuando escucho o leo a un intolerante compulsivo no me queda otra que reírme de él, de su pobreza de mente que no ve más allá que sobre su doctrina.

Doctrina política o religiosa, lo mismo da. Las falsas argumentaciones, las persecuciones mediáticas y toda esa verborrea vacía que usa la polvareda para ocultar lo verdaderamente importante es algo que no permitiríamos en nuestro entorno.

¿Perdonaría usted una mentira a su pareja? ¿Perdonaría usted que alguien que lo tiene todo robase? ¿Saldría de pintxos con un asesino multiple o firmaría un contrato con él? Todos se empeñan, azules, rojos, morados, naranjas, amarillos y proetarras, en pensar que somos imbéciles.

¿No entiendo, porqué piensan los republicanos que los monárquicos son idiotas? ¿Por qué piensan los monárquicos que los republicanos son idiotas? Los socialistas piensan que los únicos corruptos son los peperos y al revés. Haciendo estas preguntas podría rellenar un libro.

Habría que hacer un libro titulado: “La corrupción…en España”, habría para dar y repartir, sería más rápido y efectivo escribir en un folio lo que no ha sido tocado por las malas prácticas. Y termino, como dicen los sesudos tertulianos:

Estaban dos camellos de tertulia en un oasis del desierto, -el que está después de La Quinta y antes de la séptima- hablaban de lo divino y de lo humano cuando de pronto vieron pasar a un individuo de su misma especie, se troncharon de la risa mientras comentaban la enorme ‘peta’ que tenía”.

El nombre de los camellos contertulios lo desconozco, el del petudo también.- Confucio.

 

1.- Pichirilo, en lenguaje coloquial fotingo, utilitario, vehículo del proletariado.
2.- Recomiendo la lectura del cuento El gallo Kirico

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.