miércoles, noviembre 30, 2022
InicioOPINIÓNIncendiar para luego vender humo

Incendiar para luego vender humo

La nueva casta no tiene nada que ver con los políticos que nos trajeron la democracia a España, auténticos estadistas con visión de futuro y trabajadores en pro de la concordia nacional. Aunque hubo sus momentos de crispación la cortesía parlamentaria primaba, la vulgaridad, la bajeza y en ocasiones hasta la mentira se han instalado en las moquetas de la Carrera de San Jerónimo.

El efecto contagio lo podemos constatar también en parlamentos autónomos y corporaciones municipales o insulares que deberían velar por el bien común. El descontento de la población con la nueva casta es patente y el cabreo de las personas con dos dedos de frente es generalizado. Eso no es bueno y además es un peligro.

Los políticos de antaño ofrecían soluciones, los actuales incendian con sus ideas reaccionarias y luego el humo que desprenden esas boberías nos lo venden como una gran solución de estado. Lo más sorprendente es que el populacho aplaude con las orejas sus ocurrencias…ese es el nivel.

Podría poner multitud de ejemplos de uno y otro bando –parece que no hay partidos…hay bandos– nos enfadaríamos y con estos calores no hay necesidad de ello. Simplemente coja su vehículo y se va al sur o al norte, mire a su alrededor… ¿De verdad cree que hemos remontado? Barrios, pueblos y ciudades de nuestro archipiélago intentan remontar sin resultado visible.

No lo compare con el año pasado, estábamos presos por el Estado de Alarma y la pandemia. La tristeza que se vive en las calles, comercios e incluso en los hogares es penosa. Cerrar los ojos a la realidad no es inteligente, el dinero de Europa no será suficiente, la gestión de Superman se me antoja deficiente y el resto de súper héroes de la política no tienen el carisma necesario.

Cada día nos desayunamos con una nueva ocurrencia, algún insulto entre políticos y una generalizada falta de respeto por las ideas a su presunto bando contrario; la concordia parece haber pasado a mejor vida y la agresividad es más patente entre la ciudadanía. Dicho en sentido figurado, han incendiado todo y sólo nos venden el humo que despide, intentamos agarrarnos a él pero se nos escapa entre los dedos, es sólo humo.–Confucio.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Exhumación preventiva

La Manada

Fariseos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES