miércoles, diciembre 1, 2021

Pase por caja

El gobierno busca dinero, y usted tendrá que apoquinar

Resulta curioso escuchar a una ministra socialista decir, en el más puro estilo populista, que el lunes solucionaría lo de la plusvalía que, según el Tribunal Constitucional era un impuesto inconstitucional. Pero más sorprendente es ver a representantes municipales aplaudir a rabiar.

Estoy convencido que los ediles de otros colores políticos habrán expresado en la sombra su enorme júbilo por esta casposa afirmación ministerial, más propia del gorila venezolano que de un régimen democrático. Está visto que eso de pasarse por el forro de sus caprichos las sentencias judiciales está de moda.

Entre tanto, usted y yo tendremos que apoquinar para pagar un nuevo impuesto, con otro nombre, pero con la misma intencionalidad y que el Alto Tribunal ha dicho que era injusto. No es honrado cobrar más de una vez por lo mismo y no soy el único que piensa así.

De nuestras costuras tendrán que salir los “dineros” que el rumboso gobierno está dispuesto a repartir y los sustanciosos sueldos de los ediles. La política provoca extraños compañeros de viaje y las similitudes con la mortadela y el pan de molde –blandito para las dentaduras postizas– de una región muy conocida es demasiado evidente.

Muy seguros deben estar los que nos gobiernan para tomar decisiones onerosas para el contribuyente o bien, su soberbia no les permite ver que el pueblo que cotiza está bastante harto. Me irrita que con estas políticas se le esté dando “munición” a los reaccionaros e intransigentes que cargan siempre con el gobierno de turno.

Está claro que los ayuntamientos tienen que subsistir y sus principales ingresos son el Impuesto de Bienes Inmuebles y las Plusvalías o como lo quieran denominar ahora; pero también está muy claro que pagar varias veces por lo mismo produce un cabreo idéntico a que te cobren en el mercado dos veces por el mismo artículo.

Subvencionar a los jóvenes y pretender tener un voto cautivo no es una buena idea. Las estadísticas, las de verdad, dan auténtico pavor; el paro y la falta de futuro está convirtiendo a los que deberían venir empujando detrás de nosotros en un polvorín. Demasiados jóvenes se están alineando con posturas extremistas y populistas. ¿Quién sale ganando con esta política?

Vuelvo a los ediles que aplaudieron a rabiar a la ministra del ramalazo: ¿Con que rostro entrarán esta semana en su ayuntamiento? ¿Mirarán a la cara al cónyuge que ha perdido a su pareja y tiene que pagar ese impuesto injusto? ¿Qué pasa con esos jóvenes que tendrán que renunciar a una propiedad porque no tienen recursos? Tenía un viejo profesor que me decía moviendo su mano: “¡Se necesita…!” Usted sabrá que va en los puntos suspensivos.–Confucio.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES