Libertatis

La máxima división entre hombres era en libres y esclavos

Habla para que yo pueda conocerte.-Sócrates.

El derecho a la libertad de las personas es, con total seguridad, el bien más preciado al que un ser humano pueda aspirar. En la Antigua Roma la máxima división entre los hombres era la de libres y esclavos. Los segundos tenían esa consideración por su nacimiento de madres esclavas, por ser derrotados en guerras o por la comisión de ciertos delitos. Los libres podían ser –grosso modolos ingenuos, nacidos libres por su procedencia y los libertos que adquirían esa condición tras haber sido esclavos.

Actualmente existen personas libres y esclavas, aunque en otro tipo de contexto. Para muchos filósofos la libertad es relativa o incluso una utopía; siempre existirá algo que no te permitirá ejercer tu derecho como persona para hacer lo que desees. Si hablamos de esclavos podría extenderme en múltiples argumentos que van desde las adicciones hasta las propias de nuestro sistema social.

La intención de mi artículo era la de alabar la libertad que nos permiten desde este pequeño diario insular para expresar nuestras opiniones. Me resulta sorprendente y a la vez emocionante, encontrar en un mismo espacio y conviviendo con respeto a personas con opiniones e ideologías tan encontradas.

No voy a analizar a los colaboradores de Kiosco Insular, ni mucho menos. Leo a todos y cada uno de ellos y encuentro en cada artículo razonamientos dignos de ser tenidos en cuenta y que me hacen descubrir la amplitud  de miras que deben tener las ideas políticas, sociales o económicas.

Desde mi cuenta de Twitter –no sigo a nadie y me sigo a mí mismo– puedo ver las interesantes aportaciones de Don Zoilo López o el canal de Youtube de Don José Manuel López García, artículos como los de Don José Segura me han hecho ver África desde otra óptica y si nos vamos al otro lado el Doctor Antonio Alarcó también nos ha mostrado el potencial que tenemos en medicina.

Otros, por lo que he podido observar han desaparecido y si esta gente del Kiosco ha seguido adelante será porque no son tan necesarios; Música, Tecnología, Alimentación… Me he dado cuenta que cuando leo este diario no me mosqueo y eso no es malo. Me gusta compartir espacio con tan ilustres plumas, sentarse ante un folio en blanco no es tan sencillo y hoy quería poner en valor el esfuerzo que realizan para poder darnos voz. Cada uno de nosotros con su personalidad, ideología y gustos.

El ejercicio de libertad que hacemos aquí no se da en muchos sitios, es más, en algunos medios no te dan este espacio por mucho que presuman algunos de pluralidad o de ser los únicos, creo que en Kiosco Insular podemos presumir que aunque algunos sean esclavos en otros sitios, nosotros podemos considerarnos libres aqui.-Confucio.

  • Saludos cordiales, Confucio. Tus argumentos hoy es lo que necesitamos para tolerarnos los unos a los otros; sin acritud.
    Te felicito por ello. Un abrazo.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.