¿En serio Pedro?

¿Es tan grande tu apetito de poder?

Parole, parole, parole./Foto: Moncloa-Gobierno de España.

¿En serio Pedro? Parafraseando una popular frase de una conocida marca de café, así quiero empezar mi reflexión de hoy. Me resulta vomitivo que un líder político que se ha puesto en evidencia con sus reiteradas contradicciones, por no decir mentiras, se eche en brazos del nacionalismo más excluyente; todo por mantener su estatus. Las personas más centradas se echan manos a la cabeza al ver el abrazo del oso al que fue sometido por el líder podemita. La crisis de Bolivia, las dudas sobre Venezuela y todo lo que se ha dicho de su financiación deberían ser motivo suficiente para que el “doctor” no vaya ni a la vuelta de la esquina con estos parlamentarios. Se quejaban los socialistas de la inexistente ética política de los populares. ¿Es ético pactar con un sedicioso de por medio? ¿Puede un prófugo de la justicia poner en jaque al país? ¿Le valen a este individuo que pretende ser presidente los votos de un partido proetarra que también mataron a los suyos? A los españoles normalitos se nos quedan los ojos como platos al ver a la policía nacional (con minúsculas) desalojar a un viejo, con cajas destempladas, frente a la sede socialista. Ya podrían haber tenido la misma contundencia con los energúmenos de Urquinaona, este jubilado –seguramente facha, para los progres– sólo llevaba una bandera de España –que pecado– y una pancarta en la que no le deseaba la muerte a nadie, no amenazaba y sin adoquines en las manos… quizás fuera ese su error. Invito a ver en las Redes Sociales el vídeo. ¡Qué valientes, coño! Ya dije días atrás que España es un país de locos y hechos como éste lo demuestran. No será nada raro que en la Eurocopa, cuando la selección nacional juegue en el Nuevo San Mamés, metan en el talego a los aficionados por corear el Himno Nacional de España con el consabido “lo, lo, lo”… por fachas. Como diría un antiguo presidente del Congreso de los Diputados: “Mada güevos”.–Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.