domingo, agosto 7, 2022
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIODemocracia Totalitaria

Democracia Totalitaria

Cuando una mayoría aplasta a una minoría es totalitarismo

El término Democracia Totalitaria fue acuñado por el filósofo hebreo Talmon, se refería a la particular manera de entender la democracia donde se privilegia la figura del colectivo por encima de las libertades de cada individuo. Esta manera de entender la democracia es propia de los regímenes que se han ido consolidando tras procesos revolucionarios. Existen en la actualidad ejemplos claros de estas Democracias Totalitarias, sistemas que bajo un decorado presuntamente democrático intentan dirigir la vida política y social a su terreno.

Nos guste o no, cuando una mayoría aplasta a una minoría la situación se convierte en totalitarismo, sectarismo y falta de respeto a las personas y sus creencias. El ejemplo que mayor escarnio y rechazo provoca sucede en la Europa moderna, la ascensión al poder del nazismo, avalado por las urnas, provoca uno de los mayores genocidios que ha sufrido la humanidad.

Para que se produzca una Democracia Totalitaria tienen que existir individuos y colectivos que, amparados por esa supuesta legitimidad obtenida en unas elecciones, le hagan el caldo gordo a los políticos que quieren escachar a los que piensan diferente.

La cultura es la gran ausente entre los sectarios que acatan lo que su nuevo führer les van comentando; cualquier excusa es buena para enaltecer el ánimo del populacho. La lengua vernácula, el odio xenófobo, la pureza racial y hasta los subtítulos de las series son motivos para soliviantar a los ignorantes que arrojan adoquines, queman contenedores o como hace no mucho asesinaban.

Los más divertido (¿?) de todo es observar como este populacho urnero permite que acosen a su vecino, le meten la mano en la buchaca para quedarse con el tres por ciento, los fríen a impuestos y un largo etcétera. Los demócratas totalitarios harán que sus súbditos fijen su mirada, sus críticas y toda su mala leche en lo que hicieron los otros.

Una de las asignaturas que no interesan es la filosofía y cualquier otra que permita al individuo desarrollar su intelecto de una manera autónoma, hacer que piense y reflexione. Para pensar y reflexionar ya tenemos a los pasionarios y rufianes que gobiernan en este país. Es lamentable que la estulticia llegue a estos extremos, pero como dice el mago: Con estos bueyes tenemos que arar, espero que mis palabras no molesten a los ofendiditos de siempre. Amén.Confucio.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Escasa devolución

Vaticano y Taiwan

Como puertas

Teotihuacán