domingo, septiembre 25, 2022
InicioEL CALEIDOSCOPIOVerano insólito

Verano insólito

No queda lugar para la esperanza. La paz no alcanza para todos y, además, la naturaleza se rebela contra nosotros privándonos del agua, propiciando incendios y esquilmando los bosques de nuestro bien más preciado: la vegetación. Vegetación de la que, en la mayoría de los casos, depende el clima del que, para mal o para bien, disfrutamos por estas latitudes.

La guerra en Ucrania, a fuerza de tanta cotidianidad como noticia, ya se nos antoja una obviedad lejana que no nos afecta en la medida que debiera. El uso de la fuerza para redimir los conflictos internacionales parece ser la única solución válida en favor de una paz de la que se exige siempre un perdedor como solución final.

Y así llegamos hasta el límite de una estación veraniega cuyo único beneficio para los españoles ha sido la creación de empleo subsidiario que el turismo provoca en esta época del año por disfrutar en nuestro país de una paz aparentemente democrática, de las horas garantizadas de sol y del consumo de alcohol a precio de saldo.

Sus señorías regresarán hartos de marisco gallego y el piquito de loro dispuesto para negar lo que haga falta en favor de los propios intereses de sus respectivos partidos políticos mientras la renovación del Consejo General del Poder Judicial continuará aún sin resolverse.

De manera que, por lo que a muchos ciudadanos respecta, la Navidad inmisericorde se nos echará muy pronto encima, con lo precios al consumo por las nubes, pero con un espíritu navideño que tratará de solucionar lo que los políticos, en materia económica y social, no pudieron a lo largo de este aciago año del Señor mientras se sentaban orondos en sus respectivos escaños parlamentarios, decidiendo lo que sería mejor para unos pocos en detrimento de una mayoría que madruga cada día para trabajar duro a cambio de un precario jornalito que llevarse a casa.

Y así están las cosas; desde mi punto de vista, claro.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorUna mano tendida
Artículo siguienteDesconcierto en el tren
RELATED ARTICLES

República

El Debate

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Alerta roja, hambruna en África

Sueños rotos

Fachas pobres

Indulgencia