martes, septiembre 21, 2021

Improvisando

Antes de que finalizara el año, Pedro Sánchez nos tenía reservada una sorpresa que no sé si ya estaba prevista de antemano o si ha sido más bien fruto de la improvisación que últimamente le caracteriza a tenor de las últimas sospechas relacionadas con la decisión, dicen que personal, de Miquel Iceta de abandonar su labor como primer secretario del PSC en favor del todavía hoy ministro de Sanidad, Illa.

Se trata de un movimiento táctico destinado a apuntalar con una fuerza renovada al PSC en Cataluña e intentar de paso poner en jaque las escasas aspiraciones que aún mantiene Ciudadanos en alcanzar la presidencia de la Generalitat, a pesar de la condescendencia tenida de Inés Arrimadas para con Pedro Sánchez en materia económica, si bien Ciudadanos rechaza de plano la intención de indulto que plantea Unidas Podemos para con los encarcelados por el caso del pasado referéndum catalán.

De modo que, al parecer, la pretendida eficacia que ha de tener la vacuna contra la Covid-19, ha permitido que el Sr. Illa pueda abandonar su ministerio en Madrid en favor de una aspiración mucho más exquisita y que podría paliar la situación política  que se vive en Cataluña si alcanzara los votos suficientes como para, en las próximas elecciones, conseguir salir elegido como Presidente de la Generalitat.

Justo en este momento tan delicado de la política catalana, Lorena Roldan, candidata por Cs a las elecciones en Cataluña, abandona las filas de su partido para incorporarse en las del PP, a raíz de la decepción sufrida el pasado mes de agosto, cuando Inés Arrimada le comunicara su intención de sustituirla de su cargo en favor de Carlos Carrizosa.

Estas pequeñas luchas intestinas que se originan en el seno de algunos partidos, pone de manifiesto aquel interés por el que muchos entran a formar parte de sus filas, con la única intención, supuestamente, de garantizarse un modo de subsistencia que le solucione el futuro que en la vida cotidiana les resultaría totalmente incierto.

Esta decadencia política que se percibe en el parlamento, parece más bien la consecuencia de querer sus señorías asegurarse un plan de vida para el futuro que de resolver los graves problemas que acucian a la sociedad española en general, independientemente de los avatares que pueda continuar provocando la pandemia en cuestión sanitaria y/o económica.

Pese a ello, les deseo a todos los que nos representan en el hemiciclo, un dichoso y feliz 2021.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorSeamos realistas
Artículo siguienteAutoevaluación
RELATED ARTICLES

La Palma

Pelos de tonto

Olla a presión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Prensa Online

El cielo y el infierno

Extrema derecha

La Palma