Epifanía

Hoy es lunes y, como cada lunes, suelo hacer balance de la situación política y sanitaria habida durante la última semana en nuestro país. He decidido hacer caso omiso hoy a todo lo acontecido en materia política y centrarme solamente en las repercusiones económicas que se han derivado de las medidas restrictivas en casi toda España. Los comerciantes no podrán soportar mucho más ésta aciaga situación si los ciudadanos de a pie no contribuimos de forma responsable y eficaz con las medidas exigidas en materia de seguridad sanitaria.

Nos jactamos de ser un país católico y creyente con todo lo que ello significa, pero está vez queda más que demostrado que no nos importa que otros mueran mientras mantengamos la religiosa tradición de adocenarnos por Navidad sin la más mínima precaución ante la presencia siempre invisible de la Covid-19. El virus no admite ningún milagro que nos pueda privar de él. El único milagro que acepta es el de la responsabilidad colectiva y ciudadana frente al peligro inminente que entraña celebrar la Epifanía con la Adoración de los Reyes Magos al nacido Redentor.

Es muy probable que el Redentor venga a nacer este año ya contagiado y que ni siquiera vaya a morir en la cruz como lo ha hecho siempre para redimirnos a todos aquellos que no alcanzamos a respetar, hoy por hoy, el amor por la vida de los demás. Probablemente, Jesús ni siquiera haya de morir en la cruz como ha venido muriendo desde hace dos mil veinte años, sino que lo hará preso de la Covid 19 y postrado  como el Cristo yacente representado por el gran pintor Mantegna entre los siglos XV y XVI, si mal no recuerdo.

Por esta y otras razones es por lo que pido un poco más de sentido de confraternización cristiana entre todos nosotros. No sólo por todo lo que representa la tradición sino por el amor que también le debemos al prójimo y del que Jesús de Nazaret dio buena muestra de ello con su ejemplo personal y único.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.