martes, agosto 16, 2022
InicioEL CALEIDOSCOPIOCorrupción en Madrid

Corrupción en Madrid

A menudo uno se siente obligado a pasar de puntillas sobre la prensa escrita para tratar de evitar que la inmundicia que generan los tabloides te manche de tinta los bajos del pantalón. Otra opción es la de acudir a las Redes Sociales para sondear en las muy distintas repercusiones que afectan a lo que acontece cada día desde el punto de vista político de los cientos de opciones que uno es capaz de digerir en tiempo record. Así y todo, no se sale muy satisfecho de lo que a priori puede ser verdad sin distinción de razas, creencias u opciones políticas.

Sin embargo, resulta difícil de comprender ciertos compromisos por inverosímiles que parezcan y así uno se tropieza en la clandestinidad con que el hermano de la señora Díaz Ayuso, de nombre Tomás, se ha beneficiado impunemente de unas comisiones presuntamente irregulares por su participación indirecta en un asunto tan delicado como la contratación de mascarillas con las que protegerse contra la Covid-19.

Pero ahí no acaba todo porque el hermano del alcalde de Madrid, parece estar implicado también por el mismo asunto, con todo lo que ello significa para la reputación de ese tándem que forman la señora Ayuso y el señor Almeida, respectivamente.

Cuando casi había dado por terminada mi excursión por las llamadas Redes Sociales, otro joven emergía del fondo de las tertulias domésticas, presuntamente implicado en el mismo asunto que hasta el momento nos ocupa. Y no es otro que el actual Marqués de Feria, Luis Medina, hijo también de la célebre modelo Nati Abascal, perteneciente a la flor y nata de la sociedad madrileña del momento. Lo que sorprende es que un producto relativamente barato como es una mascarilla, genere tantos beneficios como para ofrecer unas comisiones tan elevadas que permitan a sus beneficiarios adquirir tantas caras propiedades en tan escaso periodo de tiempo.

Parece ser que la justicia ha tomado cartas en el asunto y comienza a exigir responsabilidades donde las hubiere, pero, mientras tanto, la rancia nobleza española se pasea libremente a bordo de sus Lamborghini descapotables por el centro de la capital de España.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El Falcon

Camino de Candelaria

Rejuvenecido