Confinamiento amortizado

La Covid-19 pasará a la historia por su rápida propagación y por la negligencia de la que ha hecho gala la juventud.

A toda aquella gente todavía con vida perteneciente a nuestra generación, le saldrá mucho más caro, en cuanto a emociones nuevas se refiere, amortizar todo ese tiempo perdido de confinamiento que por responsabilidad y coherencia hemos soportado desde el comienzo de la pandemia. A la juventud, sin embargo y pese a todas las renuncias de tal confinamiento, les quedará toda la vida por delante para amortizar en cómodos plazos el mismo tiempo perdido de encierro voluntario.

De ello se desprende que, además del riesgo que corremos frente al virus que supone de por sí nuestra ya avanzada edad, arriesgamos también la misma suerte de tener que pagar un alto precio por nuestro confinamiento. Y todo ello en favor no sólo de nosotros mismos sino en el de todos aquellos jóvenes con una irrefrenable voluntad de aprovechar al máximo lo mucho que todavía les queda por vivir en comparación con nosotros.

Pero hay quienes afirman que ese comportamiento juvenil es ley de vida y que los mayores nada podemos hacer para tratar de cambiarlo para que esto no ocurra. Y tiene razón, porque si algo caracteriza a los jóvenes de todos los tiempos, es precisamente su negligencia, sin la cual no se hubieran conseguido algunos de los hitos que, precisamente, por esa razón han pasado a la historia de la humanidad. De modo que por esa misma razón me atrevería a decir que si la Covid-19 pasará a la historia por su rápida propagación de contagio, ello se deberá justamente a esa negligencia de la que ha hecho gala la inmensa juventud del siglo XXI.

Si a todo ello le sumamos lo difícil que se han puesto las cosas con la llegada de Filomena, tendremos que confiar únicamente en la siempre desconcertante pero socorrida casualidad. Y a la casualidad, a veces, le asisten otros imprevisibles compromisos.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.