Memorias de una estrella

El Gobierno reedita “Memorias de una estrella”, de Josefina de la Torre

Josefina de la Torre./ Foto: Gobierno de Canarias.

El 25 de septiembre de 1907 nació la escritora Josefina de la Torre, protagonista de la edición 2020 de las Letras Canarias. Una fecha simbólica con la que el Gobierno Autónomo, a través del área de Cultura, anuncia la recuperación de la novela “Memorias de una estrella”, que acaba de reeditar por primera vez desde su publicación original en 1954. Esta acción se suma al programa de actividades que a lo largo del año se han promovido en torno a la figura de esta polifacética artista.

El volumen, que forma parte de la colección Agustín Espinosa, incluye también el relato “En el umbral” y se halla en primera fase de distribución en librerías. Publicada originalmente en la editorial Cid hace 66 años, “Memorias de una estrella” y “En el umbral” fueron el número 87 de la colección La Novela del Sábado. Esta era una serie por entregas que recibió el favor de un público que acudía puntual cada sábado a los quioscos a por un ejemplar de aquellas novelas breves, en pequeño formato, que salían a competir con las por entonces popularísimas novelas de vaqueros o de amor e intrigas.

Memorias de una estrella” es una suerte de trasunto de las vivencias de Josefina de la Torre en el cine. No una narración autobiográfica pues la protagonista, Bela Z, es descrita por la autora con mirada distante, desde un punto de vista subjetivo. Pero el contexto, la trama, los personajes secundarios y la atmósfera pueden interpretarse que desprenden un cierto desquite frente a la superficialidad que, según palabras de la propia Josefina, envolvía a la incipiente industria cinematográfica española.

No por casualidad, el paso de Josefina de la Torre por el cine fue intenso pero fugaz, apenas un lustro a comienzos de los años cuarenta que le brindó, no obstante, la ocasión de estar delante y detrás de la cámara. Y aun cuando la mayor parte de sus películas tuvieron lugar al lado de su hermano Claudio de la Torre, desempeñando labores varias incluida la de ayudante de dirección, fue requerida por otros directores en alza como Julio de Flechner, José María Castellví o Edgar Neville.

Pero la actriz, guionista y ayudante de dirección abandonó los platós en 1944, en el momento de mayor éxito, justo cuando logró un galardón en los Premios Nacionales de Cinematografía por el guion de la película “Una herencia en París”, del director mexicano Miguel Pereyra, basada en la novela “Tú eres él”, firmada por Laura de Comminges, seudónimo de Josefina de la Torre en la colección La Novela Ideal.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.