domingo, agosto 7, 2022
InicioCANARIASCiberestafas en alquiler de viviendas en Canarias

Ciberestafas en alquiler de viviendas en Canarias

Información del Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias

El Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias detecta varias incidencias sobre una estafa referente a un falso piso en alquiler. Esta estafa se trata de un anuncio publicado a través de las plataformas de compra y venta de las redes sociales.

El modus operandi de la supuesta persona que arrendaba el inmueble es el siguiente: El estafador hace un anuncio alquilando un piso de unos 135 metros cuadrados, disponiendo de tres dormitorios y dos baños. Para hacer más creíble el fraude, el supuesto anuncio publicado contendrá imágenes reales extraídas de portales web inmobiliarios en Internet.

Lo más curioso de este tipo de estafas es que, al mismo tiempo, el supuesto arrendatario -estafador- extrae información sensible (nombre, apellidos, domicilio, teléfono, información financiera sensible, …) a las personas interesadas en alquilar el piso para, así supuestamente, comprobar el grado de solvencia de que disponen. Inicialmente, todas estas gestiones se realizarán vía WhatsApp.

Los interesados en alquilar el inmueble contactarán con el supuesto arrendador para evaluar las condiciones en las que se alquila dicho piso. El estafador les pedirá a las personas interesadas en alquilar el piso poder comunicarse por WhatsApp. El supuesto arrendatario utilizará una identidad falsa cada vez que se comunique con algún interesado haciéndose pasar por agente inmobiliario de una empresa ‘real’ dedicada al sector inmobiliario en Canarias.

Ante todo, cuando el estafador se comunica por WhatsApp con los interesados, les exige que abonen tanto el pago del mes como la fianza, sin tan siquiera habiendo visto el piso antes de poder alquilarlo. Este concepto por adelanto alcanzaba a unos 1200 euros en total. El objetivo de los estafadores es aprovecharse de las dificultades de las personas con bajas ganancias mensuales para atraerlas por un precio asequible que oscila entre los 400 a 500 euros en el alquiler del inmueble.

Muchas personas llegan a caer en la estafa porque el estafador hace uso de la ingeniería social al tratar de convencer a la víctima que hay otras personas interesadas en alquilar el inmueble y que, por este motivo, debe abonar lo antes posible el dinero exigido al demostrar interés por conseguir lograr el alquiler del piso antes que nadie. Prometiéndole que, una vez realizada la transferencia, recibirá la llave del inmueble.

Artículo anteriorY ¿mañana?
Artículo siguienteIgualdad y legalidad
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Escasa devolución

Vaticano y Taiwan

Como puertas

Teotihuacán