martes, julio 5, 2022
InicioAVIACIÓNLa noche perversa

La noche perversa

Allá en los años lejanos.
El aviador se enfrenta a la noche perversa e inagotable.
En un viaje sin límite. El límite lo impone el transcurso del tiempo. Con su soledad. Aunque desde arriba el aviador aparece como un descubridor.
Más que un conquistador, es un centinela un vigilante de las entrañas de la noche, o tal vez el día. En un mar de nubes.
Mi viejo amigo y aviador. Que cruzaba los Andes que separan Chile de Argentina y se prolonga hasta Venezuela por el norte.
Ese hombre que presentía el peligro agazapado entre las nubes las rocas y la nieve.
Nunca sabía si era su último vuelo. A veces presentía que no regresaría. Cuando contaba estas historias se emocionaba, sonreía, con una mueca que marcaba su cara y no podía esconder sus arrugas.
Un día me llamó me dijo ¡Este va a ser mi último vuelo!
Salí del edificio del hospital mirando hacia el cielo, no lo vi partir.
Ya no está conmigo yo sigo ojeando el cielo. Con la esperanza de verlo regresar. Me doy cuenta que mi mirada no es más que un instante, a mi me parece una eternidad.

Tomás Cano Pascual

Asesor de líneas aéreas

Delegado para Europa de Air Panama

Fundador de Air Europa

Artículo anteriorFilosofía y Verdad
Artículo siguienteApuntes migratorios 
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES