El pifostio socialista

El PSOE ya no se acuerda ni de sus muertos, de su gente asesinada por ETA

Nadia Calviño va a parar el acuerdo disparatado con Bildu. Menos mal.(A.Ch.) / Congreso de los Diputados.

Hay un lío tremendo en el PSOE y una convulsión política que, curiosamente, no la ha provocado la oposición, como sería su obligación, sino el propio Gobierno entre sus miembros. El PSOE está tan dividido como la propia España y de esto tiene la culpa un irresponsable llamado Pedro Sánchez. También podría tocarle parte de la responsabilidad a Iglesias, pero a un comunista no se le pueden pedir demasiadas explicaciones, a no ser que sea un comunista con sentido común (hay pocos) como lo fueron Carrillo y el recientemente fallecido Anguita. ¿Han escuchado ustedes a Monedero? A este tío cuando le saquen los papeles que tienen que salir lo van a encontrar en Pernambuco y a Iglesias, si es verdad –que parece que sí– lo de la financiación venezolana de Podemos, yo sé dónde lo van a encontrar: sentado en un banquillo o quizá esposado y escoltado por la misma Guardia Civil que ahora guarda su casa. Lo del compromiso PSOE-Podemos-Bildu para derogar la reforma laboral, como dijimos ayer, no tendrá recorrido alguno. Es un pacto que nace mojado porque Europa no va a soltar un duro si se hace efectivo. Ya lo ha dicho Nadia Calviño, una de las personas sensatas del Gobierno, una especialista en la Unión: “A nosotros nos han puesto aquí para solucionar problemas, no para crearlos”. Y todo por unos miserables votos para Sánchez y su extensión del estado de emergencia, o como se llame. Le aterraba que no le concedieran la prórroga, le aterra perder una votación y es capaz de vender su alma al diablo con tal de no darle ese gusto a Casado. La displicencia con la que sigue las intervenciones de sus rivales en el Congreso, su sonrisita cínica, las ausencias del vicepresidente cuando habla Abascal (ausencias sin sentido, entre otras cosas porque Abascal dobla sus votos), la falta de respeto de individuos indeseables como Monedero, que insulta a la derecha hasta límites intolerables, todo eso está dejando mal al jefe de la banda, que no se sabe bien si realmente es Sánchez o es Iglesias. Nunca España ha conocido una época más convulsa, más extraña, más insensata, con unos gobernantes que parecen títeres al servicio de sus causas y no del país. Me da que esto tiene que reventar por alguna parte y a pesar de que a muchos se les llena la boca hablando de democracia, hay democracias que caen por su propio e insensato peso, por supuesto por la vía estrictamente democrática. No creo que el PSOE aguante mucho más porque ya hay voces que le advierten a Sánchez que pierde el rumbo y aunque los socialistas son disciplinados, este sociópata ha perdido el rumbo del país, lo está destrozando. No sé, me da que su Gobierno tiene los días contados y que estos pactos de un día acabarán con las alianzas peligrosas. ¡El PSOE votando con los etarras y Otegui jaleando los pactos de Sánchez! ¿Es que el PSOE ya no se acuerda ni de sus muertos, de los suyos asesinados por ETA?

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.