Derogación

El PSOE se encuentra ahora en una situación de desprestigio absoluto

La vicepresidenta económica criticó que no es el momento de hablar de derogar la reforma laboral porque introduciría una elevada incertidumbre. (K.I.).

¿A quién y en qué medida le beneficia al PSOE el sórdido acuerdo con Unidas Podemos y EH Bildu sobre la derogación íntegra de la reforma laboral?

En este sentido ya encontramos un importante matiz en cuanto a la extensión de tal reforma: reforma “integra” y, sin embargo, no “parcial”, que era lo que contemplaba el acuerdo primitivo.

Al parecer, el hecho aparentemente justificado a ésta repentina decisión, tomada en el más absoluto secreto, se ha llevado a cabo con la única intención de evitar la posible derrota parlamentaria sobre el nuevo decreto de prórroga de alarma que los socialistas habían anunciado previamente y a la que la mayor parte de la oposición se negaba, incluido también Ciudadanos.

Bajo la premisa de una derogación íntegra de la reforma laboral se ha conseguido el voto de HB Bildu que, para colmo, se ha sabido algo más tarde que no hubiera sido imprescindible para alcanzar el acuerdo de la ya mentada prórroga de alarma. Además de no haberse contado para ello, como parecería lógico que así hubiera sido, con la intervención de los distintos actores sociales como la CEOE y sindicatos.

Sea como fuere, el PSOE se encuentra ahora en una situación de desprestigio absoluto, tanto interno como externo. Interno porque no es creíble que Pedro Sánchez se encontrara como afirma al margen de esta estrategia política conducida por Iglesias, Echenique y Adriana Lastra, los artífices visibles de este acuerdo secreto con HB Bildu y externo porque la onda expansiva que ha provocado tal decisión ha alcanzado también a la CEE, quién además pide explicaciones sobre la dimensión de ésta íntegra reforma laboral en medio de la difícil encrucijada que nos encontramos como consecuencia de la situación económica tan deteriorada motivada precisamente por la Covid 19.

Por simplificar mucho la situación, la pregunta que nos haríamos todos ahora sería la siguiente: ¿Si la mala situación económica por la que atravesamos se debe al impacto sufrido por la Covid 19, por qué no acabamos primero con el virus?

La intención de acabar primero con el virus antes de abordar la recuperación de la economía nacional ha sido el caballo de batalla del que no han descabalgado tanto el gobierno como la oposición. Éste desequilibrio de opinión entre unos y otros ha traído como consecuencia la actuación espontánea de algunos miembros del gobierno de Sánchez para tratar de acabar con ambos problemas al unísono, lo que ha desembocado en uno de los escándalos más grandes en los que se ha visto implicado el PSOE.

Hay quienes critican al PSOE por pretender mantenerse a cualquier precio en el poder, pero también es verdad que la oposición no ha ayudado en mucho en intentar colaborar con el gobierno para salir mejor parados de esta profunda crisis, cuya descompresión debe empezar a hacerse por tiempos limitados si lo que se pretende es nada menos  que mantener con vida la recuperación económica de este país sin contrapartidas difíciles de asumir por el ejecutivo.

La esperanza es lo último que se pierde.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.