Equipaje de cabina

El coronavirus está afectando seriamente a las comunicaciones aéreas, sobre todo en el trato que las compañías acabarán dando a sus clientes. EasyJet ha comunicado que desde el 10 de febrero del próximo año cambiará su política de equipaje de mano.

Evidentemente todo comunicado lleva un alto porcentaje de “suavizante” para que no sus clientes no se lo tomen demasiado mal. Dicen que, “mejorar el embarque y la puntualidad”, aunque es claro que el desplome de facturación es la auténtica razón.

Otras empresas también han optado por cobrar por el equipaje de mano y el objetivo primordial es aumentar la facturación y minimizar los costes que la crisis sanitaria ha generado en el sector del transporte.

El mismo camino que la compañía británica lo ha seguido la empresa anglo-española Vueling, de la corporación IAG, que también empezará a cobrar por llevar el equipaje de mano en la cabina.

Todas estas medidas se enmarcar en la necesidad de limitar la cantidad de bultos en cabina y favorecer embarque y desembarque. Todos los que en algún momento han viajado en avión sabe que es un momento crítico en el que es imposible guardar las distancias de seguridad recomendadas.

A partir de ahora habrá que mirar con lupa todos los cargos que las compañías aéreas pretendan cobrar y los servicios que nos puedan prestar, esos son los daños colaterales del corornavirus.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.