viernes, junio 25, 2021
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIO¡Hasta luego, Lucas!

¡Hasta luego, Lucas!

El pobre Lucas, como buen torero imaginario, ha decidido cortarse la coleta y dejar de ofrecer en los ruedos semicirculares su espectáculo Pan y circo con el que el populacho conseguía grandes tardes de lidia y gladiadores.

Lucas empezó de monosabio de un gorila que cabalgaba un caballo blanco sustraído a un libertador y posteriormente de un guagüero venido a más. Poco a poco paso de monosabio a banderillero hasta que acabó siendo el líder de su cuadrilla.

Todo matador que se precie da el salto al charco para conquistar otras plazas, aunque éste lo hizo al revés; en su corta trayectoria en los ruedos semicirculares consiguió notables éxitos y pingües beneficios muy bien invertidos en un gran cortijo.

La suerte en la que más destacaba durante sus corridas era la que se dio en llamar nepotismus. Toda su cuadrilla y afición pedían que la charanga que tocaba pasodobles fascistas interpretara “El guagüero”. Lucas siempre salió por la puerta grande con su traje de luces led color granate a hombros de su nutrido grupo de guarda espaldas.

Según se ha podido escuchar en los medios especializados del Pan y circo, donde notables…qué digo notables…sobresalientes cazafascistas, creen que su ego no cabe por una puerta normal y por ello ha decidido marcharse.

El destino será algún programa tipo “El Tornillo”, “Salvatetú” o “Quién quiere ser súpermillonario”. Lucas, como no podía ser de otra manera, ha culpabilizado a otros de su fracaso y ha decidido apartarse. Como dijo en mayo de 2020 en el Congreso de los Diputados de España Pablo Iglesias a Espinosa de los Monteros: “Cierre al salir, señoría”. Yo a este torero le digo: ¡Hasta luego, Lucas! –Confucio. 

Artículo anteriorCruz Roja Mundial
Artículo siguienteSolución a la interinidad
RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Charlatanes Científicos

Mal empezamos

Cruz Roja en 2020

El colchón