Gediondos

El Mago y su cuñado versión 2.0

No hay vergüenza./Foto: Facebook Fundación Telesforo Bravo Juan Coello

He de reconocer que en algunas ocasiones comparto las opiniones de un conocido periodista portuense, muy “ranillero él”, en lo que respecta a cuáles son los mayores depredadores de nuestras islas. Este señor dice que las intervenciones de “El mago y su cuñado” provocan serios daños en el medio ambiente, lamentablemente es cierto.

Hemos podido escandalizarnos en Twitter y Facebook con las últimas ocurrencias de estos depredadores de dos patas salidos de sus chiqueros y que van al Parque Nacional del Teide a dejar la basura que han recopilado para disfrutar del hielo caído.

Hay de todo. Plásticos, envases de comida rápida, alfombras de caucho, botellas de todo tipo y hasta carritos de supermercado reconvertidos en trineos. Por supuesto que entre los miles de personas ha habido magos, elementos de barriada y hasta señoritos de la calle principal mezclados con los que sólo buscaban disfrutar del entorno.

Curiosamente, el 22 de enero de 1954 se declaró Parque Nacional y la mejor manera que algunos han tenido de celebrar el 67 aniversario es subir al Teide y sus alrededores a llenar de basura todo su entorno. Desde la Fundación Telesforo Bravo Juan Coello se ha hecho llamamientos para evitar el desaguisado, la foto es la muestra de cuánta razón tenían.

Estás situaciones tienen que terminar de una vez por todas. Hediondo o guarro no tiene la misma fuerza que gediondo; viene a ser como lo de polvareda y polvacera…tiene más énfasis que es lo único que pretendo hacer constar.

No puede ser y no hay excusa, no podemos permitir que conviertan un espacio tan frágil y especial como el Parque Nacional de El Teide, el tercero en ser declarado como tal, en un vertedero incontrolado. Los “dineros” que se empleen no deben ser para limpiar la mierda que dejan los gediondos.-Confucio.

 

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.