martes, septiembre 21, 2021
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOAliados equivocados

Aliados equivocados

Elegir aliados equivocados suele tener malas consecuencias

La torpeza del gobierno español a la hora de elegir sus aliados internacionales es escandalosa. Los súper demócratas que nos gobiernan hacen confianza con un dictadorzuelo bananero y hasta rescata sus empresas. Olvidan toda la basura acumulada que el guagüero presidente tiene en su trastienda.

Resulta sorprendente que no entiendan de relaciones, protocolo, geopolítica e intereses nacionales. Todo esto debería estar por encima de cualquier consideración y estoy convencido que en nuestro gobierno debe hacer gente con dos dedos de frente.

Foto Guardia Civil vía Twitter @Guardiacivil.

Lo que tiene ser vecino de un rey moro, sátrapa y sin un ápice de humanidad por sus súbditos lo vemos reflejado en la frontera española de Ceuta, Melilla y Canarias. Somos el punto donde Europa no es el culo…somos la almorrana molesta para los intereses de la Unión.

No se entienden los mensajes buenistas venidos desde Bruselas, se precisa una acción rápida y eficaz para dejar de ver como miles de personas se juegan la vida y violan la soberanía de un país que se ve obligado a ayudarles.

No se entienden los pactos y prebendas económicas que el sátrapa recibe de la Unión; dicen que somos la cuna de la cultura occidental, pues eso se demuestra con acciones solidarias, inteligentes y cuando se precise lo suficientemente enérgicas para descabalgar al soberbio moro.

Ha fallado el gobierno con sus “fallos cuidadosamente calculados”. El Nuevo Stalin ya se ocupó de sembrar la semilla de la discordia con sus desafortunadas declaraciones, alejadas del sentido común. Se puede hacer y decir lo mismo sin meter a tu pueblo en un embolado mientras usted toma el sol en su chalé.

Como siempre, las Fuerzas Armadas, Policía y Guardia Civil se parten el lomo para intentar paliar la crisis. Esos que emocionan al ex vicepresidente cuando alguien les patea, trabajan a brazo partido y hombro con hombro con las oenegés para salvar vidas. Emociónese por eso señor marqués.–Confucio.

Artículo anteriorSincericidio
Artículo siguienteAfrontar las listas de espera
RELATED ARTICLES

Prensa Online

El cielo y el infierno

Extrema derecha

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Prensa Online

El cielo y el infierno

Extrema derecha

La Palma