Trabajo de campo

Será interesante conocer las investigaciones de esta lumbrera

Se supone que el trabajo de campo es el método experimental en que se prueba una hipótesis, con estas pruebas se alimentan los modelos teóricos y se recogen datos para dar respuestas a preguntas concretas.

Los investigadores e investigadoras deberán planificar su trabajo detalladamente para la recolección de los datos que argumentarán o corroborarán sus teorías. Básicamente eso es el trabajo de campo.

Una señora concejala en Palma, en su ayuntamiento, ha afirmado en su cuenta de Twitter que la mayor o menor violencia de un hombre depende del tamaño de su chivichanga –pene para los neófitos–, la edil asocia el tamaño con la hipotética violencia del macho.

Será muy interesante estudiar con pelos y señales su trabajo de campo, ese en el que se basa para decir que los pichacortas somos maltratadores. Espero que lo documente con imágenes e incluso vídeos, será muy didáctico.

Según la ilustrísima o excelentísima señora concejala: “El mandato patriarcal sobre la masculinidad como potencia se circunscribe al tamaño del falo. Se ve de manera clara en las películas pornográficas. Penes enormes, mejores cuanto más grandes. De esa construcción social, emanan muchas frustraciones masculinas.

Sería interesante que antes de analizar las frustraciones del macho, se preocupara de multitud de carencias que de seguro sus electores y electoras le exigirían. Bajar a este nivel el discurso político resulta “acojonante”, aprovechando la similitud.

Resulta que esta señora es la responsable de Justícia Social, Feminismo y LGTBI del Ayuntamiento de Palma… ¿De verdad todos estos colectivos que son responsabilidad suya no tienen otra preocupación más que, medir el tamaño del aparato?

Afirma la ilustre señora que: “El que no cumple, suple con violencia su carencia”. Tócate los…las narices. Si su partido tuviera la mínima dignidad y vergüenza política le diría que pusiera su cargo a disposición.

Los más progres dirán que esto es una frivolité y que no hay que prestar atención. Los policías dirán que ahora tienen que ir metro en mano, en lugar de pedir la documentación te la medirán para ver si eres maltratador o no.

Supongo que en el próximo Boletín Oficial del Estado aparecerá el Real Decreto Ley con las medidas… que te excluyan o incluyan dentro del saco de los maltratadores…¿Seré yo, Señor? –Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.