domingo, enero 29, 2023
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOSoberanía Nacional

Soberanía Nacional

La Constitución española de 1978 en el artículo 1 de su Título Preliminar dice:

1.- España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

2.- La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

3.- La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

Los indocumentados de medio pelo hablan de soberanía popular, término falso pues se habla en todo momento de soberanía nacional. Los poderes de Estado, léase Legislativo y encargado de hacer las leyes, el poder Ejecutivo que es el encargado de ejecutarlas y el Judicial quien las interpreta y hace cumplir.

El pueblo, mediante el voto elige las Cortes Generales, Ayuntamientos, Cabildos y Comunidades Autónomas. Las reglas del juego son las que abrumadoramente nos hemos dado en el Referéndum del 6 de diciembre de 1978 y hay que cumplirlas y hacerlas cumplir. El derecho al pataleo se deja para los niños pequeños y acosar a los poderes democráticos de un Estado se podrá llamar sedición, rebelión o golpe de Estado… pero de cualquier manera es una barbaridad y una golfada.

Los sucesos ocurridos en Brasil, calcado de los del Capitolio norteamericano son un atentado a las Instituciones y a la Soberanía Nacional. En España, aunque con menor intensidad hemos sufrido acosos al Congreso de los Diputados e incluso a la Generalidad catalana. Cabe recordar a algún presidente autonómico usando un helicóptero o a los podemitas con su matraquilla impresentable de rodea el Congreso hablando de un presunto gobierno ilegítimo.

En cualquiera de los casos es intolerable que estos ataques se produzcan. Me da lo mismo que sea la derechona o la izquierdona; todo el peso de la Ley debería caer sobre estos ataques a nuestra soberanía, la de los ciudadanos. Sucesos como los del 23-F, asonadas golpistas pretéritas, declaraciones de independencia fallidas y que haya políticos que se pasen por el forro de sus caprichos las normas, debe ser juzgado y castigado.

No podemos olvidar que los que alientan estas situaciones han prometido o jurado –por imperativo legal o no– cumplir y hacer cumplir las leyes… esas que se pasan por donde la espalda pierde su casto nombre. No puede ser. La pregunta es: ¿Qué poder supranacional está detrás de toda esta basura fascista o neocomunista? –Confucio.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El vuelo 0110

Ya soy mayor