Silencio

La progresía se está quedando sin argumentos

Que el anterior presidente de España era un soso no se le oculta a nadie, sus respuestas en el más puro estilo gallego nos enervaban a todos. Sus comparecencias “plasmáticas” y sin preguntas sólo son equiparables a las “pandémicas” del actual.

En los últimos años de la vida política de nuestro país estamos descubriendo nuevos personajes, todos ellos dignos de una serie de sobremesa… por lo cutre. Se demuestra empíricamente que, “Donde dicen digo, luego dicen Diego.

Los códigos éticos de los partidos políticos se acomodan según les dé el viento. Parece ser que estar condenado ya no es razón imprescindible para presentar la dimisión; lo cual demuestra que este verbo sólo se conjuga en tercera persona: él o ellos dimiten.

Todos aquellos que criticaban y se llenaban la boca con sus códigos éticos, ahora deben haber tomado una buena dosis de bicarbonato para digerir todos los sapos que se han tenido que tragar. Si antes eran los antisistema los que emponzoñaban ahora es la derecha.

Pero esta situación no es exclusiva de la casta, antigua o nueva. Enchufes, nepotismo, financiaciones, asesores, cuentas en paraísos fiscales y un etcétera vergonzoso no son patrimonio de los prófugos nacionalistas o eméritos en el extranjero.

Llama poderosamente la atención el silencio vergonzoso de los que han estado jaleando y vociferando de lo corrupto que ha sido el partido que nos gobernó. Todos están calladitos o justificando lo injustificable.

Estaría simpático ver al gallego explicando las desafortunadas palabras de su vicepresidente sobre el conflicto del Sahára, o ver como algún “sextario” se burla del ministro trabucado diciendo Arguineguin e intentado saber quién dio esta orden o la otra.

Siempre me resultó curioso ver los “correazos” que recibió el anterior ejecutivo, ahora lo que me resulta curioso es que esos paladines de la libertad de expresión estén mirando para otro lado, refugiados todos ellos bajo una enorme infografía de la Covid.

Decía un humorista muy conocido: “Nos comportamos como caballeros o como lo que somos”, todos los que no estamos adoctrinados nos estamos dando cuenta que se comportan como lo que son.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.