domingo, septiembre 25, 2022

Respeto a tu país

Que una ex ministra defienda una reivindicación disparatada de Marruecos es para hacérselo mirar

En España hay muchas cosas que nos tenemos que hacer mirar, de las más descabelladas es que el gobierno se haga oposición a sí mismo o que unos tiren para Francia y otros para Aragón según sus intereses, no se ponen de acuerdo ni para esa palabra que se inventó el presidente de la “co-gobernanza”. Lo de sumar y trabajar todos por sacar la nación adelante es de antiguos o fachas, lo de dar la cara por tu país no está de moda. Menos mal que por una vez se han puesto de acuerdo…algunos, para criticar la última salida de pata de banco de una ex ministra que defiende que Ceuta y Melilla deben ser de Marruecos.

Una señora ministra de la vivienda del gobierno de ZP afirmó en una conferencia en Tetúan, ciudad marroquí, que estas dos Ciudades Autónomas suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos y son vestigios del pasado que interfieren en sus relaciones con España. Si, lo dijo una señora que ha vivido durante muchos años del Erario español. Hace dos años se barajó la posibilidad de convertirse en embajadora en Rabat, apoyada por el propio ministro de Exteriores marroquí.

Esta opción se descartó porque puso de patitas en la calle de forma irregular a diez profesores interinos por teletrabajar desde España durante la pandemia. Resulta que esta señora ostentaba algún cargo del Ministerio de Educación español en el reino alauí. Polémicas ha tenido para dar y tomar, durante el mes de noviembre rechazó examinar del DELE (Diploma de Español como Lengua Española) en el Sáhara Occidental, haciéndolo en un centro marroquí algo sin precedentes en la historia del Instituto Cervantes, viéndose su director obligado informar; si la ciudad del Aaiún tiene centro oficial, los exámenes se realizan allí.

El respeto por tu país no consiste en celebrar si el presidente actual de los Estados Unidos venció al anterior y hablar de que la democracia ganó al populismo; ese espíritu es el que debería de existir en un señor o señora español que debe defender los principios del Estado de Derecho nuestro, no el del vecino. Esta señora ex ministra, según se ha podido saber, en todo momento en su defensa de las relaciones bilaterales con Marruecos se ha balanceado para la parte del país vecino hasta tal punto que donó los diez mil euros de su sueldo para el fondo creado por el monarca del país vecino para luchar contra el Covid.–Confucio.

Artículo anteriorLa injusticia climática
Artículo siguienteFraude en compraventa
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Alerta roja, hambruna en África

Sueños rotos

Fachas pobres

Indulgencia