martes, agosto 16, 2022

Madrid

Madrid se convierte en unos días en el centro de atención

De Madrid al cielo, así lo plasmó el conocido dramaturgo del Siglo de Oro don Luis de Quiñones de Benavente en su refrán Baile del invierno y del verano, (Pues el invierno y el verano,/en Madrid solo son buenos,/desde la cuna a Madrid,/y desde Madrid al cielo.); este es uno de los dichos más utilizados. Su historia, cultura, edificios y sobre todo su gente son los que hacen que todo el que visita la Villa y Corte deje maravillado a todos los que la visitan.

En Madrid nadie se siente extraño o extranjero, la idiosincrasia de la ciudad la convierte en destino obligado, aunque sólo sea una vez en la vida. Los isleños le ponemos una sola pega a la capital de España: “No se ve el mar”, como dice la canción de Juan Carlos Senante¿Qué es lo que haces tú aquí, una gaviota en Madrid? Nada, todo se soluciona con un paseo por El Retiro o una visita al Prado o simplemente disfrutar de la mejor gastronomía.

Seguramente no fue ese el motivo por los que los grandes jefes de la OTAN eligieron la ciudad, o quizás si… vaya usted a saber. Los vecinos de la Villa están acostumbrados a ser el manifestodromo de todos los que les apetece darse una vuelta por la Carrera de San Jerónimo para poner al día a los padres de la patria sobre los problemas que sufren en sus autonomías. En esta semana donde junio da la bienvenida al verano no será la mejor idea pasar por la capital, según cuentan los medios está blindada… y me parece bien.

En España se organizan bien los grandes encuentros; la Expo de Sevilla, Las Olimpiadas de Barcelona, El Orgullo, El Mundial de Fútbol, JMJ… son una buena muestra de que las autoridades, gaviotas o del puño y la rosa son conscientes de la importancia y la proyección que cara a nuestros potenciales visitantes tiene organizar un acto de estas características. La torpeza de alguna “político” diciendo: “Relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”, no es motivo para reconocer que ese chapurreo del inglés es cierto… no hay nada como tomarse una caña, café o licor sentado en la Plaza Mayor.

Mr. Marshall está en Madrid y junto a él, dándose de tortas, todo el séquito de políticos de la Unión Europea. Hablar con el gringo tiene muchos problemas… es como hablar con la suegra, vas diciendo cosas y mirando la cara que pone para corregir sobre la marcha si tuerce el gesto. Ese ha sido el gran problema de Europa. Para los americanos la Unión es un problema de poderío económico, cultural y social. Los niveles de bienestar, respeto y libertad conseguidos en nuestro continente no tienen nada que ver con las barras y estrellas. El matrimonio UE/USA no deja de ser una unión de conveniencia. La historia dará cuenta de todo, eso espero.-Confucio.

Artículo anteriorDerecho a la vida
Artículo siguienteAbuso de las aseguradoras
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El Falcon

Camino de Candelaria

Rejuvenecido