Idiotas sin fronteras

Así podría llamarse el colectivo de jóvenes idiotas ante el virus

Los jóvenes de nuestro país no son capaces de un pequeño sacrificio en virtud de auxiliar a los más viejos. La generosidad de los jóvenes no existe. (Confucio).

Leía el artículo de Don Zoilo LópezFuturo incierto” y que comparto absolutamente; y me iba incendiando poco a poco pensando y recordando la cantidad de memeces que el nuevo “frente de juventudes” español e internacional están perpetrando.

Resulta indignante que una serie de niñatos, en su mayoría mantenidos por sus familias, se dediquen a hacer el idiota sin encomendarse ni a dios ni al diablo, ignorando la terrible guerra mundial que estamos padeciendo y las consecuencias que para la salud de la población y la economía está trayendo.

Los que tenemos más de cincuenta años e íbamos a La Laguna a estudiar, sabíamos que había una serie de cosas que si te cogían te podían empapelar. La chivata de los municipales o los grises estaban siempre a la caída de la hoja.

El derecho a reunión libre vino después de la muerte del dictador, sabíamos que cualquier grupo superior a cinco o seis personas en la vía pública estaba expuesto a que al paso del Land Rover gris hubiera identificaciones.

Los jóvenes idiotas de hoy en día se piensan que “todo el monte es orégano”, su solidaridad es nula, su compromiso social es nulo, su seriedad brilla por su ausencia. Nuestro país y algunos otros están generando tontos útiles atrofiados por la idiotez colectiva.

Yo no puedo ser tan políticamente correcto como el señor Zoilo, me indigna ver fiestones, botellones, bailones…que tócate…las narices. ¿Cómo es posible que no se ponga freno a esta situación? Los que ya peinamos canas sabemos lo que es luchar desde la universidad en contra de una dictadura. Estos niños modernos no tienen vergüenza y merecen que una compañía de los “grises” los disuelva como hacía en nuestras manifestaciones.

Seguramente irían con el llanto a meterse debajo de las faldas de su mamá diciendo alguna memez pijo-progre. Lo cierto es que las autoridades tienen que poner “mano dura” –y mira que me jode usar esta expresión– con los descerebrados de “Idiotas sin frontera”.-Confucio.

 

Nota: A pesar de que me puedan acusar de una Falacia, lo cierto es que los datos son los que son. Los jóvenes de hoy, además de vagos, deberían de aprender lo que fueron, hicieron y lucharon los de antaño.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.