miércoles, noviembre 30, 2022
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOEl poli del balcón

El poli del balcón

Durante la pandemia de la Covid-19 se puso de moda la figura del Poli del balcón, esto era un individuo que móvil en ristre se dedicaba a grabar vídeos o sacar fotos de todo el que se saltaba el confinamiento, circulaba sin mascarilla o simplemente se rascaba los testículos en la vía pública. En mis tiempos de colegio a ese tipo de personas las llamábamos El Chivato.

Con la proliferación de las aplicaciones de móvil para grabar cualquier tipo de chorrada y ante la falta de motivación por la declaración de inconstitucional del encierro los chivatos del teléfono se dedican a grabar y subir a sus Redes Sociales todo aquello que estiman denunciable en aras que se lo encuentre el picoleto de turno o el poli deseoso de reconocimiento para que actúen de oficio. El individuo o individua no tiene los arrestos necesarios para presentar la denuncia…lo deja caer como el que se tira un pedo apestoso a ver quién lo huele.

Es cierto que todos estamos obligados a cumplir con las normas, incluso aquellos que conducen con una mano y graban con la otra la presunta infracción. También estamos obligados a socorrer a un semejante en apuros en lugar de grabar como se retuerce. O a avisar a emergencias, no a grabarlo. El poli de balcón tiene que sentir un hormigueo satisfactorio en su bajo vientre cuando logra trancar a alguien, algo así como una erección matutina.

Espero que la metemérita también investigue a aquellos que móvil en ristre se saltan la Ley de Protección de Datos de la Unión Europea o la obligación del deber de socorro. Tengo entendido que no es del todo legal llevar una cámara grabando desde un vehículo, por poner un ejemplo. Espero que la policía local o nacional verifique que los que están grabando todo lo que pasa cumplen con la norma y si no es así que le den el correspondiente palo al bolsillo y que al final de la sanción pongan: “por chivato”.

Se ha puesto de moda en España el pretender que el ciudadano ejerza de recaudador de impuestos, de inspector de trabajo, policía o lo primero que se le ocurra al gobierno de turno. Hasta algunas instituciones presuntamente serias publicitan que el ciudadano se chive del que no sea legal. Tócate los huevos. Da lo mismo que pase en Honduras o Senegal… ¿O era El Salvador y Kenia? Me da la impresión que los perros son los mismos pero unos van con collares azules y otros lo hacen con rojos.–Confucio.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES