Censura

Partamos de la base que nadie quiere noticias falsas

La Constitución española de 1978.

Título I. De los derechos y deberes fundamentales

Capítulo segundo. Derechos y libertades

Sección 1.ª De los derechos fundamentales y de las libertades públicas

Artículo 20

  1. Se reconocen y protegen los derechos:
  2. a)A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
  3. b)A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
  4. c)A la libertad de cátedra.
  5. d)A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
  6. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.
  7. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.
  8. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
  9. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Fuente de la información: Congreso de los Diputados de España.

Me da la impresión que dentro del arco parlamentario hay demasiados políticos de distintos colores que ignoran, voluntariamente o por ignorancia, la Carta Magna española. Les guste o no les guste es la norma de normas que nos hemos dado todos y mientras no se cambie respetando los cauces legales es lo que hay. Cuando circulamos por una carretera sin señalización hay que ceder el paso a los que salen por la derecha, a algunos les fastidiará, pero eso dice la norma; en rojo paramos y en verde seguimos –que mal rollo–  pero es así. Cuando se quiera cambiar este sistema hay una fórmula infalible. Consenso y Referéndum. En el año 1977 se hizo un Referéndum para la Reforma Política que votaron abrumadoramente todos los súbditos del franquismo para convertirse en ciudadanos de La Transición. En 1978 se aprobó la tan denostada Constitución que nos ha dado más de cuarenta años de li-ber-tad. Libertad para cagarse en el Jefe del Estado o en la misma Constitución que te da la opción de hacerlo. Estamos al borde de un trastorno obsesivo compulsivo denominado “Las rayas de la vereda”. Hay unos cuantos visionarios, con jardín, que están en estado de trance ante la posibilidad de conseguir lo que creían una utopía: Cargarse el Régimen del 78. Los responsables, no escurramos el bulto, somos todos. Todos los que hemos permitido aupar al poder a unos asesores de los sátrapas. Cada pueblo tiene lo que se merece.-Confucio.

Licenciado en Filosofía

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.