Última hora

Si exceptuamos la inquietante pandemia originada por el coronavirus oriental y que tan alerta a puesto a las autoridades sanitarias de todo el mundo, lo ocurrido ayer en el Parlament de Catalunya ya acapara toda la doméstica información política española, sin olvidar tampoco la salida definitiva de la Unión Europea de la pérfida Albión, envuelta como siempre en una húmeda y pertinaz niebla con la que siempre se ha distinguido de sus muchos vecinos del continente.

No cabe duda de que el gobierno chino ha hecho lo imposible por controlar esta virulenta epidemia que asola ya no solo al imperio del sol naciente sino a otros muchos países del orbe. Por lo que sabemos, se han adoptado todas las medidas posibles en estos casos para atajar un virus cuyos síntomas son perceptibles casi a primera vista y, a pesar de eso, no han escatimado en esfuerzos incluso en construir, en tiempo record, hospitales donde atender con eficacia al mayor número de damnificados por el coronavirus. Al parecer, la cooperación está siendo total y no hay nada que pueda reprochársele a las autoridades sanitarias de aquel país.

Los británicos se han distinguido siempre por su particular flema, que no es otra cosa que parte del carácter e idiosincrasia que suele desprenderse como consecuencia de una climatología tan propia del Reino Unido, con su pertinaz niebla que impide todo el tiempo la visión que pudiera tenerse del otro lado del canal de la Mancha y del que nunca han querido saber nada, pues ya se bastaban ellos solos para crear un imperio a su justa medida, con sus patentes de corso incluidas, como para vivir como reyes y de espaldas a la llamada hoy Comunidad Económica Europea. Ahora sólo falta saber quién saldrá mucho más perjudicado de esta insólita decisión, si los países del continente en su conjunto o la llamada por Napoleón, entre otros, la pérfida Albión.

En cuanto a lo acontecido ayer en el parlamento de Cataluña, ya era de esperar el anuncio de convocatoria de elecciones a la nueva presidencia de la Generalitat por parte del propio Quim Torra por cuanto el responsable de la mesa, Roger Torrent, había llevado a cabo la aceptación inmediata de su inhabilitación como diputado.

Según Quim Torra, la falta de lealtad por parte de Esquerra Republicana y en particular del presidente de la mesa del parlamento, Roger Torrent, ha dado al traste con todo lo conseguido hasta ahora en materia de autodeterminación. Habrá que esperar a la aprobación de los presupuestos de la Generalitat para que a posteriori se perfilen las líneas maestras que conduzcan a unas nuevas elecciones y, por consiguiente, a las de un nuevo presidente.

El gobierno de Pedro Sánchez no ha querido esta vez inmiscuirse ni opinar sobre lo acontecido ayer en el Parlament de Cataluña y se reafirma en la intención de mantener con el señor Torra la entrevista que le había prometido en el ejercicio de sus funciones políticas, encaminadas a establecer un diálogo en torno a la deriva que puedan tomar los acuerdos mantenidos hasta ahora con Esquerra Republicana.

Ahora sólo cabe esperar.

zoilolobo@gmail.com

  • Divide y vencerás….., Alguien estará disfrutando con la marcha de Europa, del Reino Unido; el tiempo lo dirá. En mi modesta experiencia tánto personal como laboral considero que los británicos (en general) son bastante soberbios y eso aplicado a la política y tal vez a su historia…., les ha llevado al Brexit ….
    Respecto a Catalunya, hablaré otro día, porque la verdad es que ya me cansa y aburre……

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.