Tambores de guerra

Habrá que ir con cuidado no sólo con lo que se dice sino, también, con lo que se deja de decir si lo que deseamos es no tratar de hacer enfadar no sólo ya en particular a ciertos militares de momento en la reserva o jubilados, sino también a algunos otros que  todavía permanecen en activo, quizás esperando a que se produzca la chispa con la que suelen originarse la mayoría de los incendios provocados.

¿Hasta cuándo vamos los españoles a seguir viviendo con miedo? Con ese miedo atávico al que vengo haciendo referencia desde hace mucho y que consiente estas bravatas militares al peor estilo fascista que podamos imaginar. ¿Por qué una supuesta democracia como la nuestra tiene siempre que, a criterio de muchos, descansar sobre una figura de carácter paternal y mesiánico a quién concederle el supuesto privilegio de gestionar tales miedos mediante una solución  inmediata a cualquier conflicto que se nos presente?

Por lo que respecta a cierta representación del ejército en activo, ésta parece no hallarse  muy de acuerdo con la deriva que, según su propio criterio, predispone a este país no sólo ya a nadar en la bancarrota total sino, además, a la disolución inmediata de aquella España Grande y Libre que concibiera en su día el Generalísimo. Mucho miedo da pensar que los tambores de guerra puedan comenzar a sonar de nuevo bajo la insistente sordera antidemocrática que caracteriza a algunos de sus miembros de mayor graduación sin que los parches puedan llegar a romperse a tiempo, antes de que puedan intentar una nueva asonada militar como la que se produjo aquel fatídico 23F a manos del teniente coronel Tejero.

No creo que los jóvenes de hoy estén dispuestos a consentir bravatas de ese tipo, pero una situación tan delicada como la que estamos atravesando  puede muy bien servirles a los militares  de excusa como para, incluso, intentar acabar con la Covid-19 a cañonazo limpio.

Esperemos que los parches de esos tambores de guerra no tengan que tensarse nunca.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.