Negacionistas

"Trancan" a Miguel Bosé con mascarilla. Las imágenes fueron grabadas hace un par de semanas en un vivero de Madrid en el que el cantante fue a comprar flores. (K.I.)

Cuando algunas celebridades del pasado se consideran a sí mismas como de capa caída, no dudan en absoluto en aferrarse a un clavo ardiendo con tal de recuperar de  nuevo la popularidad perdida, obtenida en España desde los escenarios en el pasado más inmediato. El clavo ardiendo del cantante Miguel Bosé lo ha encontrado precisamente en medio de la creciente agitación que subsiste entre la población por culpa del Coronavirus y las estrategias llevadas a cabo para combatirlo.

Los negacionistas, -apoyados por su figura desde Panamá, donde, por cierto, tiene su domicilio también fiscal-, han salido a la calle en protesta contra el control que, según ellos, ejerce el gobierno sobre las libertades individuales de cada uno, al exigir a los ciudadanos el uso indiscriminado de mascarillas y la obligación de mantener la distancia de seguridad que contempla el protocolo.

Cuesta creer que todavía nos encontremos ante una nueva pandemia mortal; tanto como lo fue la peste, la mal llamada y mas reciente gripe española, etc. y con un altísimo resultado de víctimas que condujo a todos los países a tomar decisiones conjuntas que nunca fueron fáciles, pero cuyos resultados dieron sus frutos, gracias, sobre todo, a la colaboración ciudadana y a los avances de la ciencia en epidemiologías diversas.

¿Qué puede haber alguien vivamente interesado en el control de la población mundial? Claro que lo creo, pero no a través de un chip inoculado por una vacuna producida por un gobierno de aviesas intenciones tan internacionales.

Las redes sociales y la inclusión en ellas de los datos personales de cada uno de nosotros aprovechados por terceros, me parecen mucho más peligrosas como medidas de coacción y de control de nuestras libertades que el tener que soportar el uso de una mascarilla y respectar la distancia con el prójimo si lo que deseo es, precisamente, sobrevivir al Covid-19.

Así que: amigo Miguelito Bosé, déjate de majaderías que ya eres mayorcito para eso y dedícate a cuidar de tus hijos en Panamá porque aquí en España ya sabemos cuidarnos nosotros solos, ausentes por completo de aquella paternidad que otrora nos concediste gracias a tu delicada, escandalosa aunque sutil popularidad. No pretendas darnos lecciones, sobre todo, de lo que ha significado para el hombre la conquista de sus propias libertades. Una cosa es la conquista de la fama y de la popularidad de la que tú sabes mucho y otra bien distinta es la conquista que para cualquiera significa su propia libertad individual y de la que no sabes absolutamente nada.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.